La Gloriosa: el manifiesto de Cádiz

junio 27, 2016

La Gloriosa ¿Por qué por primera vez en la historia de España una reina fue obligada a abandonar la corona y su país? ¿Cuáles fueron los hechos que precipitaron la revolución de 1868?

Ramon Maria de Narvaez Las causas son diversas, pero podemos encontrar algunos elementos nucleares como la grave crisis económica de 1868 que interrumpe dos décadas de crecimiento, la organización de los progresistas y demócratas en torno al conocido como Pacto de Ostende (1866), la represión con que los moderadores, Narváez y González Bravo, ejercen el poder, el desprestigio de la reina Isabel II y el apoyo de los militares contrarios a la reina.

La revuelta comenzó en septiembre de 1868 con el pronunciamiento de Cádiz liderado por el almirante Topete a los que se unieron los generales Serrano y Prim, y secundado por levantamientos populares en diversas ciudades. Las tropas fieles a la reina Isabel II presentaros escasa resistencia y a los pocos días tras la derrota de las tropas realistas en la Batalla de Alcolea, la reina se vio obligada a abandonar el trono y partir hacia el exilio, camino de Francia.

Cádiz Manifiesto de Cádiz:

Españoles:

La ciudad de Cádiz puesta en armas, con toda su provincia, con la armada anclada en su puerto y todo el departamento marítimo de la Carraca, declara solemnemente que niega su obediencia al Gobierno en Madrid, segura de que es leal intérprete de todos los ciudadanos que en el dilatado ejercicio de la paciencia no hayan perdido el sentimiento de la dignidad, y resulta á no deponer las armas hasta que la Nación recobre su soberanía, manifieste su voluntad y se cumpla.

¿Habrá algún español tan ajeno á las desventuras de su país qué nos pregunte las causas de tan grave acontecimiento?

Si hiciéramos un examen prolijo de nuestros agravios, más difícil sería justificar á los ojos del mundo y de la historia la mansedumbre con que los hemos sufrido, que la extrema resolución con que procuramos evitarlos.

Que cada uno repase su memoria, y todos acudiréis á las armas.

Hollada la ley fundamental; convertida siempre antes en celada, que en defensa del ciudadano; corrompido el sufragio por la amenaza y el soborno dependiente la seguridad individual, no de derecho propio, sino de la irresponsable voluntad de cualquiera de las autoridades; muerto el municipio; pasto la Administración y la Hacienda de la inmoralidad y del agio; tiranizada la enseñanza; muda la prensa y solo interrumpido el universal silencio por las frecuentes noticias de las nuevas fortunas improvisadas; del nuevo negocio, de la nueva real orden encaminada á defraudar el Tesoro público; de títulos de Castilla vilmente prodigados; del alto precio, en fin, ó que logran su venta la deshonra y el vicio. Tal es la España de hoy. Españoles: ¿Quién la aborrece tanto que se atreva á exclamar así ha de ser siempre?

No: no será. Ya basta de escándalos.

Desde estas murallas, siempre fieles á nuestra libertad é Independencia; depuesto todo interés de partido, atentos solo al bien general, os llamamos á todos á que seáis partícipes de la gloria de realizarlo.

Nuestra heroica Marina, que siempre ha permanecido extraña á nuestras diferencias interiores, al lanzar la primera el grito de protesta, bien claramente demuestra que no es un partido el que se queja, sino que los clamores salen de las entrañas mismas de la Patria.

No tratamos de deslindar los campos políticos. Nuestra empresa es más alta y más sencilla. Peleamos por la existencia y el decoro.

Queremos que una legalidad común por todos creada tenga implícito y constante el respeto de todos. Queremos que el encargado de conservar la Constitución no sea su enemigo irreconciliable.

Queremos que las causas que influyan en las supremas resoluciones las podamos decir en alta voz delante de nuestras madres, de nuestras esposas y de nuestras hijas; queremos vivir la vida de la Honra y de la Libertad.

Queremos que un Gobierno provisional que represente todas las fuerzas vivas del país asegure el orden, en tanto que el sufragio universal echa los cimientos de nuestra regeneración social y política.

Contamos para realizar nuestro inquebrantable propósito con el concurso de todos los liberales, unánimes y compactos ante común peligro. Con el apoyo de las clases acomodadas que no querrán que el fruto, de sus sudores siga enriqueciendo la interminable serie de agiotistas y favoritos; con los garantes del orden, quieren verlo establecido sobre las firmísimas bases de la moralidad y del derecho: con ardientes partidarios de las libertades individuales, cuyas aspiraciones pondremos bajo amparo de la ley; con el apoyo de los ministros del altar, interesados antes que nadie en cegar en su origen las fuentes del vicio y del mal ejemplo; con el Pueblo todo y con la aprobación, en fin, de la Europa entera; pues no posible que en el consejo de las naciones se haya decretado ni se decrete que España ha de vivir envilecida.

Rechazamos el nombre que ya nos dan nuestros enemigos: rebeldes son, cualquiera que sea el puesto en que se encuentren, los constantes violadores de todas las leyes, y fieles servidores de su patria los que á despecho de todo linaje de inconvenientes, la devuelvan su respeto perdido.

Españoles: acudid todos á las armas, único medio de economizar la efusión de sangre; y no olvidéis que en estas circunstancias en que las poblaciones van sucesivamente ejerciendo el gobierno de sí mismas, dejan escritos en la Historia todos sus instintos y cualidades con caracteres indelebles. Sed, como siempre, valientes y generosos. La única esperanza de nuestros enemigos consiste ya en los excesos á que desean vernos entregados. Desesperémoslos desde el primer momento, manifestando con nuestra conducta que siempre fuimos dignos de la Libertad que tan inicuamente nos han arrebatado. Acudid á las armas, no con el impulso del encono, siempre funesto; no con la furia de la ira, siempre débil; sino con la solemne y poderosa serenidad con que la justicia empuña su espada.

¡Viva España con honra!

Cádiz 19 de Septiembre de 1868.—Duque de la Torre.—Juan Prim.—Domingo Dulce.—Francisco Serrano Bedoya.—Ramón Nouvilas.—Rafael Primo de Rivera.—Antonio Caballero de Rodas.—Juan Topete.

Amadeo I Los números sectores sociales descontentos con el gobierno de la reina propiciaron un triunfo rápido, contundente y efectivo a esta revolución conocida como La Gloriosa. La unión de las diversas fuerzas políticas en torno a su oposición a Isabel II pospusieron las diferencias internas entre las distintas facciones políticas, aunque solo fuera momentáneamente.

Los objetivos son diferentes. Mientras los militares y los liberales pretenden sustituir a la reina y elaborar una nueva Constitución, los demócratas y republicanos pretenden un cambio de régimen más profundo.

El nuevo gobierno provisional será presidido por Serrano que convoca elecciones a Cortes constituyentes por sufragio universal. La victoria de los progresistas marcó la nueva constitución de 1869 que establece la monarquía como forma de gobierno. Serrano es nombrado regente y Prim preside el nuevo gobierno. La Cortes eligen como rey a Amadeo I de Saboya. El mismo día que llega a España, Prim es asesinado.

Batalla de Alcolea El nuevo rey se encuentra un clima de rechazo a su figura. Carlistas, “alfonsinos” y republicanos muestran públicamente su oposición al nuevo monarca por diversas causas. Se resquebraja la alianza de unionistas, progresistas y demócratas. Amadeo abdica a principios de 1873 y las Cortes proclaman la República Española el 11 de febrero de 1873.

Prim Para saber más:

Apogeo del liberalismo en “La Gloriosa”: la reforma económica en el Sexenio liberal. Costas Comesaña, Antón. Siglo XXI de España, 1988.

Los revolucionarios de 1868. Élites y poder en la España liberal. Fuente Monge, Gregorio de la. Marcial Pons Ediciones de Historia, 2000.

Historia de la gloriosa revolución española en setiembre de 1868 con las biografías y retratos de los libertadores de la patria. Domingo Montes, Pedro. Elizalde y Compañía, 1868.

Isabel II

"Vicios privados, públicas virtudes", Miklós Jancsó

marzo 17, 2016

Vicios Privados, Públicas Virtudes, 1976 Drama erótico el que aborda el director Miklós Jancsó en este film nominado a la Palma de Oro del Festival de Cannes en 1976. Fue una de las películas más relevantes de dicho director en su etapa italiana. Nos muestra una visión delirante solo sostenible históricamente como una leyenda urbana pese a su riguroso contexto histórico de los últimos días de Rodolfo de Habsburgo. Largos planos de indudable belleza, con una fotografía de una notable cromaticidad en un bucólico ambiente. Uno de los míticos títulos del cine erótico de los setenta.

Miklós Jancsó Sinopsis: Recreación libre de los últimos días de la vida de Rodolfo de Habsburgo, heredero del trono del Imperio Austrohúngaro. El film se centra en su libertina vida sexual, en contra de la voluntad de su padre, en una continua fiesta orgiástica. Aborda su relación con Maria Vetsera, su amante de la baja nobleza, junto con quién muriera en 1889, víctimas de un pacto suicida o de una asesinato político.

Ficha Técnica:

Título: Vicios privados, públicas virtudes, 1976

País: Italia, Yugoslavia.

Dirección: Miklós Jancsó.

Guión: Giovanna Gagliardo.

Reparto: Lajos Balázsovits, Pamela Villoresi, Franco Branciaroli, Teresa Ann Savoy, Laura Betti, Ivica Pajer, Ilona Staller.

Música: Francesco de Masi.

Fotografía: Tomislav Pinter.

Escena

REM: "Out of time" (1991)

febrero 12, 2016

Out of Time, 1991 Séptimo disco de la banda publicado por Warner Bros Records que les catapultó el éxito masivo, siendo número 1 en Estados Unidos y Reino Unido. Obtuvo tres premios Grammy en 1992: mejor álbum de música alternativa y dos por su single Losing my religion.

REM: "Losing my religion"

La combinación de folk y pop sorprendió a sus fans y a los críticos con este Lp casi acústico con el abandono de la guitarra eléctrica por parte de Peter Buck y un trabajo vocal excelente. Un disco que cambiaría la vida de sus músicos para siempre.

REM Disco perfecto de pop para adultos, que mezcla el disfrute descerebrado con la nostalgia, alejado del rock y que hacen de REM un grupo imprescindible. Del underground a reyes del pop.

REM: "Shiny Happy Peoples"

¿Quién asesinó a Prim?

febrero 10, 2016

Asesinato de Prim El general Prim nació en 1814 en Reus, Tarragona, en el seno de una familia liberal. Participó en la primera guerra carlista y fue elegido diputado progresista en 1841 y nombrado gobernador militar de Barcelona tras la caída del gobierno de Espartero. Entre 1847 y 1848 fue capitán general de Puerto Rico, de Granada entre 1855 y 1856, teniente general en la Guerra de Marruecos (1859-1860), y jefe de la expedición a México para ayudar al emperador Maximiliano en 1861.

Juan Prim En 1866 conspiró para derrocar a Isabel II, y apoyado por Mateo Sagasta, Ruiz Zorrilla, Serrano Bedoya y Bautista Topete desembarcó en Cádiz, siendo finalmente nombrado ministro de la guerra y en junio de 1869 asumió la presidencia del gobierno. Partidario de una monarquía constitucional gestionó la búsqueda de un rey no Borbón para el trono español, presentando a las Cortes en 1870 la candidatura de Amadeo de Saboya, "el rey Caballero". En ese crucial momento de la historia de España, Prim sufrió el conocido atentado de la Calle del Turco. Desde allí en muy grave estado fue trasladado por sus sirvientes a su residencia del Palacio de Buenavista. ¿Pero, cómo fue el atentado?

Berlina de Prim Aquel 27 de diciembre de 1870 nevaba sobre Madrid. Según diversas fuentes tras terminar su trabajo en el Congreso, Prim fue invitado por dos masones para que acudiera a una reunión que se iba a celebrar en el hotel "Las cuatro naciones", pero el presidente se excusó alegando tener mucho trabajo, aunque realmente su alejamiento de la masonería se había producido ya en los últimos años. Antes del salir del Congreso fue informado por el gobernador civil de Madrid de un posible atentado republicano contra su persona.

Sagasta A las siete de la tarde Prim salió del Congreso por la Calle de Floridablanca en compañía de Sagasta y de Herreros de Tejada que subieron al vehículo del general. Allí conversaron y finalmente Prim quedó en compañía del comandante Moya y de su ayudante personal González Nandín, y partieron, doblando en la esquina de la Calle del Sordo, hacía la Calle del Turco. Instantes después tres coches le cortan el paso, dos delante y uno detrás. Moya se asoma por la ventana y observa cómo varios hombres armados con trabucos se acercan al vehículo. "¡Mi general, agáchese, que nos hacen fuego!". El general Prim recibió nueve disparos en su brazo derecho, el codo, el hombro izquierdo y el pecho.

Víctima de sus heridas y según consta en el sumario, "grandes destrozos causados por las balas en codo, muñeca y hombro", desembocarían en "una intensa congestión cerebral que le produjo la muerte a las ocho y cuarenta y cinco minutos", Prim moriría aquel 30 de diciembre siendo consciente de la llegada a bordo de la fragata Numancia al puerto de Cartagena de Amadeo de Saboya. Pero, ¿quién ordenó la muerte de Prim? Las especulaciones al respecto son diversas, desde la conspiración republicana, hasta los comerciantes de esclavos que temían que Prim acabase con su negocio pasando por los masones por miedo a ver perdida su influencia con el nombramiento del nuevo rey.

Amadeo de Saboya ¿Fue realmente una septicemia la verdadera causa de su muerte? Maria del Mar Robledo e Ioannis Koutsourais dicen que el cuerpo del general no presenta señales de haber sido operado y que se aprecian marcas bien definidas en el cuello que pueden apuntar a un posible estrangulamiento a lazo. La momia del general fue analizada por el Hospital Sant Joan de Reus y su estudio concluye la posibilidad de que Prim falleciese a causa de una herida de arma blanca que se tuvo que producirse con posterioridad al atentado una vez ya en su casa, el palacio de Buenavista. También señala a que extrañamente no se le realizó ninguna autopsia al cadáver.

Ruiz Zorrilla El sumario del proceso, con más de 18.000 folios, pone de manifiesto la conjura republicana de mano del periodista Paúl y Angulo, que fue uno de los que abrió fuego contra el general, pero puede que solo fueran una herramienta en manos de otras fuerzas deseosas de apartar a Prim. ¿El general Serrano y su manifiesta envidia? ¿El Duque de Montpensier que aspiraba al trono español?

La monarquía de aquel joven Amadeo de Saboya fracasó en nuestro país y tras ella se produjo la proclamación de la I República que terminaría finalmente en una restauración borbónica, concluyendo el conocido como Sexenio Revolucionario.

Momia de Prim Para saber más:

Las muertes de Prim: estudio médico legal del general Prim. Koutsourais, Ioannis. Editorial Tébar, 2014.

Matar a Prim. Pérez Abellán, Francisco. Planeta, 2014.

Prim: la forja de una espada. Diego, Emilio de. Planeta, 2003.

Amadeo de Saboya en el Velatorio de Prim

Casa torre de Jauregizarrea, Arraioz (Valle del Baztán)

noviembre 25, 2015

Casa torre de Jauregizarrea. Arraioz

Iggy Pop: "Blah Blah Blah" (1986)

junio 19, 2015

Blah Blah Blah, 1986 Después de seguir los consejos de David Bowie y hacerse una cura de sus adicciones en 1984, Iggy Pop volvió al ruedo del rock and roll con uno de sus mejores trabajos. Un disco que marca sus actitudes personales, más tranquilo pero con la misma energía rocker de su primera época.

Iggy Pop: "Real wild child"

Un disco poderoso, desgarrador para sorpresa de muchos de sus fans que ya le daban por amortizado. Blah Blah Blah (1986) fue producido por David Bowie y con las mayoría de los temas compuestos por el Sex Pistols, Steve Jones.

Iggy Pop Este trabajo de "la iguana" destila new wave pero sin perder un punto de salvajismo con pesadas baterías y muy buenos arreglos.

Iggy Pop: "Cry for love"

Ignacio de Antioquía, devorado por los leones

junio 17, 2015

Ignacio de Antioquía Cuenta la leyenda que Ignacio de Antioquía fue discípulo de San Juan Evangelista y de San Pablo, y posteriormente obispo de Antioquía como sucesor de Pedro, segunda ciudad con más seguidores cristianos después de Roma, dando el nombre de Católica a la Iglesia.

Trajano_piezaDcha Un decreto del emperador Trajano ordenaba encarcelar a los que no respetases las divinidades romanas e Ignacio se negó a abjurar de su fe cristiana por lo que fue apresado. El emperador ordenó su traslado a Roma donde fue condenado a ser devorado por las fieras para diversión del vulgo.

Trasladado de Antioquía a Roma en una larga y penosa navegación donde fue tratado como una bestia, escribió durante la travesía siete cartas dirigidas a varias Iglesias. A su llegada a la capital del imperio fue conducido al circo, corría el año 107, y presentado al pueblo. Ignacio se arrodilló en la arena y comenzó a orar al dios cristiano.

Inmediatamente fueron soltados dos hambrientos leones que destrozaron al susodicho ante el alborozo y el aplauso de la multitud. Así consiguió el obispo de Antioquía ser considerado un mártir del cristianismo, cruel destino para tan nimio título. Sus restos fueron trasladados a Antioquía y depositados en un cementerio fuera de la puerta de Dafnis, según relata San Jerónimo en 392.

Antioquía Para saber más:

Ignacio de Antioquía, testigo de Jesús. LLopis, Joan. Centre de Pastoral Litúrgica. Barcelona, 2004.

Los mil nombres de Jesús. Textos espirituales de los primeros siglos. Granado, Carmelo. Narcea. Madrid, 1988.

El concepto zoe en Ignacio de Antioquía. Zañartu, Sergio. Universidad Pontificia Comillas. Madrid, 1977.

Ignacio de Antioquía

"El guardián invisible", Dolores Redondo

junio 10, 2015

El guardían invisible, 2013 Publicada por Destino en 2013, El guardián invisible es un magnífico thriller entre dos aguas, entre el racionalismo de la protagonista, Amaia, y las viejas leyendas arraigadas en el valle del Baztán, Navarra. Una buena novela negra, que a veces me recuerda la nueva novela nórdica tan de moda en la actualidad o a El silencio de los corderos, aderezada con la tradición vasco-navarra.

Dolores Redondo La protagonista, la policía foral Amaia Salazar tiene que enfrentarse a una ola de crímenes de adolescentes en la comarca del Baztán, en medio de unos tortuosos recuerdos familiares de su infancia, en esa misma zona, en Elizondo. Recuerdos trágicos, oscuros y atormentados que revolotean en todo su argumento. La trama envuelve al lector, adentrándole en su entorno, y le hace devorar sus páginas en busca del vil criminal que sesga la vida de las jóvenes muchachas.

Elizondo Mención merece la ambientación de esta novela, la atmósfera de los bosques navarros, de los aislados caseríos, de sus oscuros valles, y suscita las ganas de conocer esta comarca de nuestro país. Dolores Redondo abre la Trilogía del Baztán, con esta primera entrega que seguro que enganchará al lector para continuar con esta saga de género negro. Un best seller verosímil, muy entretenido.

Valle del Baztán

Christina Rosenvinge: "Foreign Land" (2002)

junio 4, 2015

Foreign Land, 2002 Nueva York se asoma a este disco Christina Rosenvinge que nos habla del desencanto y de la soledad en las grandes urbes. Un viaje a través de los sentimientos agridulces de la artista en su autoexilio.

Christina Rosenvinge: "36"

Un notable disco de una de las mejores cantautoras del pop independiente de nuestro país, una mujer arriesgada que sale victoriosa en su regreso a España después de una temporada en la Gran Manzana.

Christina Rosenvinge El este álbum colaboran Lee Renaldo y Steve Shelley de Sonic Youth, y los componentes de Two Dollar Guitar, Tim Foljahn y Janet Wybal, para este disco semiclandestino que no llegó a publicarse en España. Creatividad y elegancia a partes iguales.

Christina Rosenvinge: " Off screen"

El asesinato de Eduardo Dato

mayo 29, 2015

Dato Eduardo Dato llegó, por tercera vez, a la presidencia del gobierno el 5 de mayo de 1920, y durante el siguiente año tuvo que hacer frente al desastre de Annual y a un periodo de fuerte agitación obrera, impulsando la legislación social y creando el Ministerio de Trabajo. El 5 y 6 de marzo de 1921 fue alertado de posibles atentados anarquistas, en venganza por la aplicación de la Ley de Fugas que favorecía la guerra sucia contra el terrorismo.

Cadáver de Dato El martes 8 de marzo, Dato salió del Senado y tomó el coche oficial sin escolta para dirigirse a su domicilio. Al pasar por la Plaza de la Independencia, en la Puerta de Alcalá, su vehículo fue tiroteado y acribillado a balazos. El atentado fue perpetrado por tres anarquistas catalanes, Casanellas, Nicolau y Mateu, que habían estudiado concienzudamente el recorrido del coche presidencial. Los anarquistas iban a bordo de una moto con sidecar, una Indian de color gris con un motor de 7 CV que habían adquirido por 5.100 pesetas.

De camino a Madrid los terroristas habían tenido un accidente en La Muela, Zaragoza, del que salieron ilesos y la moto reparada por Mateu que era mecánico de profesión.

Vehículo de los terroristas El día del atentado la moto con sidecar estuvo dando vueltas por la Cibeles, a la altura del Palacio de Comunicaciones se situaron unos 20 metros detrás del coche de Dato, un Hudson de color negro con matrícula ARM-121. A la altura de la Plaza de la Independencia el vehículo del presidente disminuyó su velocidad, y se colocaron justamente detrás. Eran las 19:14 horas, los terroristas se acercan al coche presidencial y verifican la posición que ocupa Dato. Rápidamente los anarquistas sacan sus armas apuntando hacia la ventanilla trasera del vehículo y disparan simultáneamente sus pistolas.

Coche de Eduardo Dato El tiroteo duró 2 minutos y al grito de "¡Viva la anarquía!" vaciaron sus cargadores huyendo velozmente. Se dirigieron por la calle Serrano, Goya y Castellana hasta un garaje situado en Ciudad Lineal, donde escondieron la moto con sidecar.

El coche presidencial fue alcanzado por 18 disparos. Tras el atentado el conductor se dirigió al domicilio de Dato, distante a escasos 100 metros del lugar del magnicidio. Los guardias de seguridad allí presentes dirigieron el coche hacia la Casa de Socorro de Buenavista, en la calle Olózaga, esquina Recoletos. Eduardo Dato murió en el acto por las heridas mortales en la región frontal-parietal izquierda.

Alfonso XIII y Eduardo Dato Pedro Mateu fue detenido y condenado a muerte, siéndole esta conmutada por cadena perpetua por el rey Alfonso XIII.

Nicolau huyó a Alemania desde donde fue extraditado a España y condenado a cadena perpetua.

Casanellas huyó a la URSS beneficiándose de una amnistía otorgada por la II República.

Casa de Socorro de Buenavista Para saber más:

Estudios sobre el reinado de Alfonso XIII. Seco Serrano, Carlos. Real Academia de la Historia. Madrid, 1998.

Historia Política 1875-1939. Avilés Farré, Juan, Elizalde Pérez-Grueso, Mª Dolores, y Sueiro Seoane, Susana. Itsmo. Madrid, 2002,

El poder de la influencia. Geografía del caciquismo en España (1875-1923). Varela Ortega, José. Marcial Pons. Madrid, 2001.

Estatua de Dato


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores