Archive for 26 febrero 2013

“Todo es silencio”, Manuel Rivas

febrero 26, 2013

Todo es silecio, 2010 Manuel Rivas bucea en este relato, publicado en 2010, en los ambientes del narcotráfico gallego y en las redes que se tejen en sus alrededores. Novela negra de ritmo trepidante en el que los personajes se convierten en absolutos protagonistas de la historia y en la que el autor disecciona la raíz profunda y psicológica de sus avatares.

Manuel Rivas Retrato de la década de los años 60 y 80, del auge del narcotráfico en las costas gallegas, del control social, político e institucional que estas redes impusieron. Una novela sobre los sueños rotos, sobre cómo el dinero transforma a las personas y las hace mostrar sus más ocultos instintos.

Mariscal es un contrabandista reconvertido en narcotraficante, un capo gallego que campea a sus anchas en las tierras de Brétama, un lugar sin lugar, en la costa atlántica. Fins, Leda y Brinco, son tres amigos de la infancia que recogen restos de naufragios pero que el destino les hará caer en las redes del omnipresente Mariscal.

Costa gallega Manuel Rivas condensa en su prosa el mar gallego, sus momentos de calma y de tempestad, en ese universo fronterizo que conforman las rías gallegas y que van moldeando a los personajes de la trama. Una novela sobre la corrupción y la condición humana.

Manuel Rivas

Pixies: “Doolittle” (1989)

febrero 23, 2013

Doolittle(1989) Segundo larga duración del grupo Pixies tras la buena acogida de su primer trabajo, Surfer rosa (1988), y del Ep de debut, Come on Pilgrim (1987). Un disco en el que se alejan de sus inicios para conservar su sentido innovador y originalidad. Un disco donde priman las melodías pero sin olvidarse del coteido de sus letras.

Pixies: “Her comes your man”

Los Pixies critican a la sociedad a través de baladas pop desgarradoras, de la progresión en los acordes y de sus maravillosos gritos que ponen al rock en la onda. Un grupo de reminiscencias sesenteras, “beatlelianas” a veces, aderezadas con la experimentación “velvetiana”, pasando por el Bowie y los Ramones más salvajes.

Pixies El grupo de Boston fue uno de los grupos icono de los años ochenta, un grupo con energia animal, de ahí su referencia al Dr. Doolittle, un excéntrico encarnado por Rex Harrison, a la búsqueda de bestias imposibles.

Pixies: “Monkey gone to heaven”

Quince canciones como quince disparos, afiebrados y quiméricos, con una guitarra afilada, la de Joey Santiago, y una voz desgarradora, la de Black Francis. Un disco brillante para un grupo que realmente representó una sorpresa en esa exitosa década que fueron los ochenta.

Pixies

Un pazo para un caudillo

febrero 22, 2013

Pazo de Meirás El Pazo de Meirás o Torre de Meirás es un edificio del siglo XIX de estilo neomediaval propiedad de la familia Pardo Bazán, y donde la escritora gallega Emilia Pardo Bazán había escrito parte de su obra. Por arte de birlí biloque fue “donado” a la familia Franco como regalo del pueblo gallego en homenaje a tan “ilustre” caudillo. Los funcionarios públicos contribuyeron con un descuento (forzoso) en sus nóminas para contribuir al regalito.

Franco y el entonces príncipe en el Pazo, agosto 1969 El pazo en sus orígenes había sido una fortificación militar perteneciente a la familia Patiño de Bergondo desde el siglo XVI y que fue destruido por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia en 1809. Cerca del pazo había unas ruinas de un castro del siglo IV que Pardo Bazán ordenó rehabilitar y que desaparecería en la década de los ochenta por la presión urbanística.

Cuando los Franco se adueñan del pazo, tras la compra por parte de la Diputación de A Coruña de éste a los descendientes de Emilia Pardo Bazán en 1938, se destruye parte del legado de la escritora. Muchos de los muebles fueron trasladados al ayuntamiento de A Coruña y a la Real Academia Gallega. Carmen Polo que ya conocía el pazo con anterioridad, había ido allí en múltiples ocasiones antes de ser donado a su familia, supervisó personalmente la decoración del pazo.

Interior del Pazo Allí fueron a parar muchos muebles del palacio del Pardo, lámparas holandesas de cobre, sillas de cuero, trofeos de caza, cuadros y cortinajes. También se trajeron de Pontevedra escudos y hórreos, y la iglesia, para no ser menos, les donó ánforas romanas extraídas de la bahía coruñesa. Las obras de remodelación poco coherentes con la vivienda supuso la eliminación de los forjados de madera del techo y un nuevo enlosado del comedor y la entrada principal.

Pazo de Meirás Las tierras colindantes al pazo sufrieron una expropiación forzosa, muchos de sus dueños se quedarían sin percibir ninguna indemnización, mientras el pazo aumentaba su extensión. El dictador disfrutó de los veranos en el pazo, Carmen Polo ordenó plantar varios kilómetros de hortensias, y los vecinos sufrieron el trajín de Guardias Civiles y metralletas que poblaban la zona cuando el dictador estaba allí.

Pazo de Meirás A la muerte del caudillo el pazo sufrió un incendio la noche del 18 de febrero de 1978 siendo lo más afectado la biblioteca personal de Pardo Bazán situada en la torre La Quimera, la más elevada del pazo. Los libros fueron recuperados y trasladados a la Real Academia Gallega. Tras el incendio se trasladaron algunas piezas de valor de nácar y plata a la Casa de Cornide en A Coruña. Dos tallas del Maestro Mateo procedentes del Pórtico de la Gloria se instalaron en la Colegiata de Santa María.

Pazo de Meirás El pazo fue declarado Bien de Interés Cultural en 2008 por lo que la familia Franco debería dejar que fuese visitado. Tras varias denuncias judiciales en 2011 la Xunta de Galicia llegó a un acuerdo con la familia Franco para abrirlo al público cuatro días al mes con un circuito controlado.

Manifestación