Archive for 31 agosto 2010

El proceso y la liberación de Dimitrov

agosto 31, 2010

El proceso y la liberación de Dimitrov

Dimitrov

Georgi Dimitrov fue un comunista búlgaro, un intelectual, un héroe y un militante revolucionario. Nació en cerca de la ciudad búlgara de Radomir un 18 de junio de 1882. Trabajó de impresor y desde los 15 años entró en la actividad política. Dirigió la Unión de Sindicatos de Bulgaria. En 1910, con 28 años formó parte del Comité Central del Partido Comunista de Bulgaria.

La Internacional

Cuando contaba con 41 años una dictadura fascista derrocó al gobierno constitucional y en la clandestinidad participó en la preparación de la revuelta revolucionaria de 1923 sobreviviendo a dos condenas a muerte. Pero si este comunista pasó a la historia fue por el alegato en su propia defensa que pronunció el 16 de diciembre de 1933 acusado de provocar el incendio del Reichstag alemán la madrugada del 28 de febrero de 1933, por el que había sido detenido el 9 de marzo de ese mismo año junto a sus camaradas B. Popov y W. Tanev.

Hitler había sido nombrado jefe de gobierno el 30 de enero de 1933 aunque la mayoría del parlamento alemán estaba en manos de derecha moderada. El canciller Hindenburg pretendía con esta media intentar adormecer al partido nazi, el NSDAP.

El incendio del Reichstag hoy en día está demostrado que fue responsabilidad de Hitler y Goering, pero estos acusaron del mismo, prácticamente aceptado en su momento por todo el espectro político alemán, a extremistas de izquierda, y su ejecutor material al comunista holandés Marinus van der Lubbe.

Incendio del Reichstag

Van der Lubbe había intentado dos días antes del incendio del Reichstag incendiar el Palacio Imperial. Fueron problemas en su visión lo que le dificultó la huida a tiempo del edificio parlamentario siendo detenido y confesando allí mismo la acción. La policía decidió, dado el pasado comunista del detenido, registrar la sede del Partido Comunista, el DKP, encontrando material propagandístico incitando a la revuelta y deteniendo a miles de activistas comunistas.

Dimitrov con Stalin

En esta oleada de detenciones fue también detenido Dimitrov, dirigente en esos momentos de la Internacional Comunista, y acusado de ser el inspirador del incendio.  En el juicio de Leipzig, Dimitrov rechazó todas las acusaciones contra él en un magnífico alegato final (incluimos el alegato al final del artículo). Dimitrov con el apoyo y la solidaridad internacionalista cambió los papeles pasando, a través de su extraordianrio alegato, a ser el acusador el acusado, culpando al nazismo de haber provocado el incendio y el juicio posterior con fines políticos.

El proceso judicial dio como resultado la condena al comunista holandés y la absolución para Dimitrov pese al mantenimiento durante el juicio de sus posiciones marxistas leninistas. Posteriormente sería repatriado a la URSS junto a otros dos funcionarios búlgaros de la Internacional Comunista. Para algunos historiadores la liberación de Dimitrov fue debida a un pacto entre la Gestapo y la policía secreta soviética, la GPU. Siempre existirá la duda de si Dimitrov fue absuelto en función de haber tenido un juicio justo o del mencionado pacto.

Otras fuentes citan la posible influencia de Malraux en la liberación de Dimitrov tras una reunión en Berlín entre el intelectual francés y el alemán Goebbels, junto con Gide, en 1934. Malraux realiza en la primera reunión de la Asociación de Escritores y Artistas Revolucionarios, presidida por Gide, un exaltado discurso defendiendo al comunista búlgaro.

Logo Partido Comunista Alemán

Dimitrov fue posteriormente nombrado secretario general de la Internacional Comunistas en 1934. En 1944 regresó a su país y tomó las riendas del Partido Comunista Búlgaro y en 1946 fue nombrado primer ministro de la República Popular de Bulgaria. En 1949 fue trasladado a Moscú debido a una grave enfermedad falleciendo en el sanatorio de Barvikha.

Dimitrov

Dimitrov logró sobrevivir a la barbarie fascista y participar en la liberación de su patria muriendo cuatro años después.

Versión taquigráfica del discurso de conclusión de Dimitrov ante el Tribunal:

Dimitrov: En virtud del artículo 258 del Código Procesal, tengo derecho a hablar a la vez como defensor y como acusado.

El Presidente: Tiene usted derecho a hablar el último y puede ahora hacer uso de ese derecho.

Dimitrov: En virtud del citado Código, tengo derecho a contestar a la acusación y, por lo tanto, a hablar en último lugar.

¡Señores jueces, señores fiscales, señores defensores! Desde el comienzo de la vista de este proceso, hace tres meses, como acusado, dirigí una carta al presidente del tribunal. En aquella carta decía que lamentaba que mis intervenciones diesen lugar a incidentes, pero que rechazaba categóricamente el que mi conducta se interpretase como un abuso deliberado del derecho a formular preguntas y emitir declaraciones con fines de propaganda. Se comprende que, desde el momento en que se me ha acusado, a pesar de ser inocente, traté de defenderme por todos los medios de que dispongo…

«Reconozco -decía en mi carta- que no todas las preguntas fueron formuladas correctamente, desde el punto de vista de su forma jurídica. Ello se explica, sin embargo, por mi desconocimiento de las leyes alemanas. Además, es la primera vez en mi vida que me veo envuelto en un proceso semejante. Si tuviese un defensor de mi elección, habría podido evitar en su totalidad estos incidentes desfavorables para mi propia defensa. He nombrado a una serie de abogados: a Dechev, a Moro-Giaferi, a Campinchi, a Torrès, a Grigorov, a Leo Gallager (de Norteamérica) y al Dr. Lehmann (de Saarbrücken). Pero el tribunal del Reich, con uno u otro pretexto, ha rechazado todas mis designaciones, hasta ha negado el permiso de entrada al señor Dechev. No abrigo ninguna desconfianza personal contra el señor Doctor Paul Teichert, ni como persona, no como abogado. Pero, en la situación de Alemania, Teichert no puede merecerme la confianza necesaria, en su papel de abogado de oficio. Por eso, trato de defenderme yo mismo y a veces doy pasos falsos, desde el punto de vista jurídico.

En interés de mi defensa ante el tribunal y, creo que, también en interés de la marcha normal del proceso, me dirijo una vez más, la última, a ese supremo tribunal, pidiendo se designe al abogado Marcel Villard, que ya ha recibido la autorización de mi hermana, para hacerse cargo de mi defensa. Si esta última proposición mía es rechazada también, desgraciadamente, no me quedará otro medio que defenderme yo mismo en la medida de mis fuerzas y como mejor sepa».

Como esta proposición también fue rechazada, decidí defenderme yo mismo. Puesto que no necesito de la miel, ni el veneno de la elocuencia del defensor que se me impuso, me he defendido todo el tiempo sin la ayuda de abogado.

Naturalmente que en modo alguno me hago solidario del informe del abogado Teichert. Lo que ha de tomarse en cuenta para la defensa es sólo lo dicho por mí ante el tribunal, hasta el presente y lo que voy a decir ahora. No quisiera agraviar a Torgler, que, a mi juicio, ha sido ya bastante agraviado por su defensor, pero debo decir abiertamente: prefiero ser condenado injustamente a muerte por la justicia alemana, que ser absuelto por una defensa como la que hizo de Torgler el Dr. Sack.

El Presidente: (interrumpiendo a Dimitrov) Aquí usted no tiene derecho a criticar.

Dimitrov: Mi lenguaje es apasionado y duro, lo reconozco, pero también mi lucha y mi vida han sido siempre duras y apasionadas. Mi lenguaje es un lenguaje franco y sincero. Estoy acostumbrado a llamar a las cosas por su nombre. No soy un abogado que defiende por deber a su cliente.

Me defiendo a mí mismo, como comunista acusado.

Defiendo mi honor personal de comunista, mi honor de revolucionario.

Defiendo mis ideas, mis convicciones comunistas.

Defiendo el sentido y el contenido de mi vida.

Por esta razón, cada palabra pronunciada por mí ante el tribunal es , por decirlo así, sangre de mi sangre y carne de mi carne. Cada palabra mía es la expresión de mi indignación más profunda contra esta injusta acusación, contra el hecho de que se impute a los comunistas un crimen tan anticomunista.

Se me ha reprochado reiteradamente no tomar en serio al Tribunal Supremo alemán. Este reproche es absolutamente injusto.

Es cierto que para mí, como comunista, la suprema ley es el programa de la Internacional Comunista y el Tribunal Supremo – la Comisión de Control de la Internacional Comunista.

Pero, como acusado, el Tribunal Supremo es para mí un tribunal, ante el que es preciso adoptar una actitud seria, no sólo por el hecho de hallarse integrado por jueces de una especial calificación, sino también porque este tribunal es un órgano sumamente importante del poder del Estado, un importante órgano del régimen social imperante, tribunal que puede condenar en forma inapelable a la mayor pena. Puedo decir con la conciencia tranquila ante el tribunal, y, por lo tanto, ante la opinión pública también, que he dicho la verdad y sólo la verdad en todos los apuntes. En lo tocante a mi Partido colocado en la ilegalidad, me he abstenido de hacer toda clase de declaraciones. He hablado siempre con seriedad y con el sentimiento de la más profunda convicción.

El Presidente: No toleraré que se ocupe usted aquí, en esta sala, de propaganda comunista. Lo ha estado usted haciendo durante todo el tiempo. Si sigue, le retiraré la palabra.

Dimitrov: Debo rechazar categóricamente la afirmación de que persigo fines de propaganda. Podrá pensarse que mi defensa ante el tribunal encerraba cierta eficacia propagandista. Admito que mi conducta ante el tribunal puede servir de ejemplo para un comunista acusado. Pero no era ese el objetivo de mi defensa. Mi objetivo ha consistido en rechazar la acusación, según la cual, Dimitrov, Torgler, Popov y Tanev, el Partido Comunista de Alemania y la Internacional Comunista tienen algo que ver con el incendio.

Yo sé que en Bulgaria nadie cree en nuestra supuesta participación en el incendio del Reichstag. Sé que en el extranjero no hay, en general, nadie que dé crédito a esto. Pero en Alemania las circunstancias son diferentes: aquí, podrían creerse tales afirmaciones extrañas. Por eso he querido demostrar que el Partido Comunista no ha tenido, ni tiene que ver nada con tal delito.

Si se habla de propaganda, hay que decir que muchas de las intervenciones hechas ante el tribunal han tenido este carácter. También las intervenciones de Göbbels y de Göring han ejercido una acción indirecta de propaganda a favor del comunismo, pero nadie puede hacerles responsables de ello. (Animación y risas en la sala).

La prensa no sólo me ha denigrado en todas las formas posibles -esto es lo que menos me preocupa- sino que, en relación conmigo, se ha motejado de “salvaje” y de “bárbaro” al pueblo búlgaro, a mí se me ha llamado “el tenebroso sujeto balcánico”, el “búlgaro salvaje”, y esto no puedo pasarlo por alto.

Es cierto que el fascismo búlgaro es salvaje y bárbaro. Pero la clase obrera, los campesinos y los intelectuales populares de Bulgaria, que están al lado del pueblo, no son, en modo alguno bárbaros, ni salvajes. El nivel material y cultural de los Balcanes no es indudablemente tan elevado como el de otros países europeos; pero, espiritual y políticamente, las masas del pueblo de mi país no ocupan un nivel más bajo que las masas de los demás países de Europa. En Bulgaria, nuestras luchas políticas, nuestras aspiraciones políticas no son inferiores a las de otros países. Un pueblo que ha vivido durante quinientos años bajo el yugo extranjero, sin perder su idioma, ni su nacionalidad, una clase obrera y una masa campesina como las nuestras que han luchado y siguen luchando contra el fascismo búlgaro y por el Comunismo, un pueblo tal no es bárbaro, ni salvaje. Los bárbaros y salvajes en Bulgaria son solamente los fascistas. Pero, yo pregunto, señor Presidente:¿En qué país no son los fascistas bárbaros y salvajes?

El Presidente: (interrumpiendo a Dimitrov) ¿No aludirá usted, por supuesto, a la situación política de Alemania?

Dimitrov: (con una sonrisa irónica) ¡Naturalmente que no, señor Presidente!

Mucho antes de la época en que el emperador alemán Carlos V dijera que “sólo hablaba en alemán con sus caballos” y que los hidalgos alemanes y la gente instruida escribían sólo en latín y se sentían avergonzados de la lengua alemana, en la “bárbara” Bulgaria, los apóstoles Cirilo y Método habían creado y difundido la antigua escritura búlgara.

El pueblo búlgaro luchó con todas sus fuerzas y con todo tesón contra el yugo extranjero. Por eso protesto contra los ataques de que se hace objeto al pueblo búlgaro. No tengo por qué avergonzarme de ser búlgaro y me enorgullezco de ser hijo de la clase obrera de Bulgaria.

Antes de abordar la cuestión de fondo, debo decir lo siguiente: el Dr. Teichert nos ha reprochado el que nos hubiésemos colocado nosotros mismos en la situación de acusados por el incendio del Reichstag. A esto debo contestar que, desde el 9 de marzo, en que fuimos detenidos, hasta que se abrió este proceso, transcurrió mucho tiempo. En este tiempo habrían podido investigarse todos los factores que dejaban margen a sospechas. Durante la instrucción del sumario hablé con funcionarios responsables de la llamada «Comisión del Incendio del Reichstag». Dichos funcionarios me dijeron que los búlgaros no eran culpables del incendio del Reichstag. Sólo se nos acusaba de haber vivido con pasaportes falsos, bajo nombres falsos, sin inscribirnos…etc.

El Presidente: Lo que acaba usted de decir no se ha discutido en el proceso; por tanto, no tiene usted derecho a referirse a ello.

Dimitrov: Señor Presidente, en ese tiempo se debieron analizar todos los datos para descargarnos oportunamente de esta acusación. En el acta de acusación, se dice que Dimitrov, Popov y Tanev afirman ser emigrados búlgaros. Sin embargo, a pesar de ello, hay que reputar como probado que residían en Alemania para los fines del trabajo clandestino. Son, se dice en el acta de la acusación, los “agentes del Partido Comunista de Moscú para preparar la insurrección armada”.

En la página 83 del acta de acusación se dice que, a pesar de que Dimitrov manifiesta haber estado ausente de Berlín desde el 25 al 28 de febrero, esto no altera la cosa, ni le descarga de la acusación de complicidad con el incendio del Reichstag. Así lo atestiguan -indica más adelante el acta de acusación- no sólo las declaraciones del Hellmer sino también otros muchos hechos que indican que…

El Presidente: (interrumpiendo a Dimitrov) No debe usted dar lectura al acta de acusación que conocemos suficientemente.

Dimitrov: Debo decir que tres cuartas partes de todo lo que el fiscal y los defensores dijeron aquí, ante el tribunal, hace tiempo ya que es conocido por todos y, a pesar de ello, volvieron a repetirlo. (Animación y risas en la sala). Hellmer ha dicho que Dimitrov y Van der Lubbe habían estado en restaurante Bayernhof. Más adelante, se lee en el acta de acusación:

«Aunque Dimitrov no haya sido sorprendido in fraganti en el lugar del delito, ha intervenido, sin embargo, en la preparación del incendio del Reichstag. Se trasladó a Munich para preparar su “coartada”. Los folletos encontrados en poder de Dimitrov demuestran que participaba en el movimiento comunista de Alemania.»

Tal era la base de esta acusación prematura, que ha resultado ser un aborto.

El Presidente: (Interrumpiendo a Dimitrov) No debe usted emplear semejantes expresiones, refiriéndose a la acusación.

Dimitrov: Buscaré otra expresión.

El Presidente: Pero no tan inadmisible.

Dimitrov: Vuelvo, en otro respecto, a los métodos de la acusación y al acta de acusación.

El carácter de este proceso estaba trazado de antemano por la tesis de que el incendio del Reichstag era obra del Partido Comunista de Alemania, e incluso del comunismo mundial. Este acto anti-comunista, el incendio del Reichstag, les ha sido imputado a los comunistas y se les ha presentado como señal para la insurrección comunista, como señal para hacer cambiar la Constitución de Alemania. Con ayuda de esta tesis, se imprimió a todo el proceso un sello anticomunista. En el acta de acusación, se dice:

«…La acusación estima que este atentado criminal había de ser la llamada, la señal para los enemigos del Estado, quienes se proponían emprender luego un ataque general contra el Estado alemán con el fin de destruirlo e instaurar en su lugar la dictadura del proletariado, el Estado Soviético, por obra y gracia de la Tercera Internacional…».

Señores jueces: no es la primera vez que se imputan a los comunistas semejantes atentados. No puedo citar aquí todos los ejemplos de esta índole. Mencionaré el atentado ferroviario de Alemania, cerca de Jüterborg, cometido por un aventurero y provocador anormal. Por aquel entonces, se difundió, durante semanas enteras, no sólo en Alemania, sino también en otros países, la afirmación de que aquel atentado era obra del Partido Comunista de Alemania, de que era un acto terrorista de los comunistas. Luego, el autor resultó ser el anormal y aventurero Matuschka, que posteriormente fuera detenido y condenado.

Recordaré otro ejemplo, el asesinato del presidente de la República Francesa, por Gorgulov. También entonces se dijo en todos los países que este atentado era obra de los comunistas. A Gorgulov se le presentaba como un comunista, como un agente soviético. Y ¿qué resultó? Que dicho atentado había sido organizado por los guardias blancos, y Gorgulov resultó ser un provocador que quería conseguir la ruptura de las relaciones entre Francia y la Unión Soviética.

Recordaré también el atentado contra la Catedral de Sofía. Este atentado no fue organizado por el Partido Comunista de Bulgaria. Pero, a raíz de él, el Partido Comunista fue perseguido. Dos mil obreros, campesinos e intelectuales fueron asesinados bestialmente por las bandas fascistas, con el pretexto de que la catedral había sido volada por los comunistas. Este acto de provocación fue organizado por la policía búlgara. Todavía en 1920, el propio Prutkin, jefe de la policía de Sofía, organizó una explosión de dinamita durante la huelga de los ferroviarios, como medio para provocar a los obreros búlgaros.

El Presidente: (interrumpiendo a Dimitrov) Eso no tiene nada que ver con el proceso.

Dimitrov: El funcionario de policía Séller ha hablado aquí de la incitación comunista al incendio… etc. Yo le pregunté si conocía casos en que los incendios fueran hechos por los patronos y luego imputados a los comunistas. En el «Völkischer Beobachter» del 5 de octubre, se dice que la policía de Settin…

El Presidente: Este artículo no ha sido unido al proceso…

Dimitrov: (trata de continuar).

El Presidente: No tiene usted derecho a hablar de eso, puesto que el hecho no se ha mencionado durante el proceso.

Dimitrov: Toda una serie de incendios…

El Presidente: (interrumpe de nuevo a Dimitrov).

Dimitrov: Esto fue objeto de un atentado, porque toda una serie de incendios fueron imputados a los comunistas. Luego, resultó que habían sido obra de los patronos. «¡Con el fin de proporcionar trabajo!»

Recordaré otro hecho: la falsificación de documentos. Hay una gran cantidad de falsificaciones que fueron explotadas contra la clase obrera. Estos casos son muy numerosos. Sólo recordaré la pretendida carta de Zinoviev, que fue una falsificación, explotada por los conservadores ingleses contra la clase obrera. Recordaré una serie de falsificaciones hechas aquí, en Alemania…

El Presidente: Eso excede los marcos de la investigación judicial.

Dimitrov: Aquí se ha afirmado que el incendio del Reichstag había de servir de señal para la insurrección armada. Se ha tratado de demostrarlo del siguiente modo:

Göring ha dicho, ante el tribunal, que el Partido Comunista alemán se había visto obligado, desde el momento en que Hitler asumió el poder, a atizar el estado de ánimo de sus masas y a emprender algo. Dijo: “¡Los comunistas no tenían más remedio que hacer algo, o ahora o nunca!” Dijo que el Partido Comunista llevaba ya años y años llamando a la lucha contra el nacional-socialismo y que desde el momento de la toma del poder por los nacional-socialistas el Partido Comunista de Alemania no tenía más salida que lanzarse a la acción. ¡Ahora o nunca! El Fiscal general trató de formular esta misma tesis con mayor exactitud y aún «más hábilmente».

El Presidente: No permitiré que agravie usted al Fiscal general.

Dimitrov: El Fiscal general ha desarrollado aquí, como acusador público, lo afirmado por Göring. El Fiscal general, señor Werner, ha dicho:

«El Partido Comunista se hallaba en tal situación, que tenía que emprender la retirada, sin combate, o aceptarlo sin haber terminado aún sus preparativos. Era la única carta que le quedaba al Partido Comunista, en aquellas circunstancias. O renunciar sin lucha a su objetivo, o lanzarse a un acto de desesperación, jugarse el todo por el todo: era lo único que, en aquellas circunstancias, podía salvar la situación. Podía fracasar, pero aunque así fuere, la situación no sería peor que si el Partido Comunista retrocediera sin lucha.»

La tesis, que se lanza y se atribuye al Partido Comunista, no es una tesis comunista. Una hipótesis de esta naturaleza demuestra que los enemigos del Partido Comunista de Alemania lo conocen mal. Para luchar con acierto contra el enemigo, hay que conocerle. La prohibición del Partido, la disolución de las organizaciones de masas, la pérdida de la legalidad, todo esto representa, naturalmente, un duro golpe para el movimiento revolucionario. Pero dista mucho de significar que con ello todo está perdido.

En febrero de 1933, el Partido Comunista se hallaba bajo la amenaza de la ilegalidad. La prensa comunista estaba suspendida y se esperaba la prohibición del Partido Comunista. El Partido Comunista de Alemania sabía muy bien que en muchos países estaban prohibidos los Partidos Comunistas, pero que a pesar de ello continuaban trabajando y luchando. El Partido Comunista está prohibido en Polonia, en Bulgaria, en Italia y en algunos otros países. Yo puedo hablar de esto sobre la base de la experiencia del Partido Comunista Búlgaro. Después del Levantamiento de 1923, el Partido Comunista Búlgaro fue prohibido; pero trabajaba y, aunque ello haya costado grandes sacrificios, se ha hecho más fuerte de lo que era en 1923. Esto lo comprende toda persona dotada de sentido crítico.

El Partido Comunista de Alemania, aun siendo ilegal, en una situación apropiada, puede realizar la revolución. Esto lo demuestra la experiencia del Partido Comunista de Rusia. El Partido Comunista de Rusia era ilegal, sufría sangrientas persecuciones, pero más tarde, la clase obrera, con el Partido Comunista a la cabeza, llegó al Poder. Las cabezas dirigentes del Partido Comunista de Alemania no podían pensar que «todo estaba perdido», ni que estaban ante el dilema de ¡insurrección o muerte! La dirección del Partido Comunista de Alemania sabía perfectamente que el trabajo ilegal costaría numerosos sacrificios y exigiría valor y abnegación, pero sabía también que sus fuerzas revolucionarias se fortificaban y que sería capaz de cumplir las tareas que tenía planteadas. Por eso, está absolutamente descartado que el Partido Comunista de Alemania haya querido, en aquel momento, jugarse el todo por el todo. Los comunistas no son, afortunadamente, tan miopes, como sus enemigos, ni pierden la cabeza en las situaciones difíciles.

A esto hay que añadir que el Partido Comunista de Alemania y los demás Partidos Comunistas son Secciones del Internacional Comunista. ¿Qué es la Internacional Comunista? Me permitiré citar sus estatutos.

El primer párrafo de los estatutos dice así:

«La Internacional Comunista, asociación internacional de los obreros, es la unificación de los Partidos Comunistas de los distintos países en un único Partido Comunista mundial.

Como guía y organizador del movimiento revolucionario del proletariado y portavoz de los principios y de los objetivos del comunismo, la Internacional Comunista lucha por la conquista de la mayoría de la clase obrera y de las extensas masas de los campesinos pobres, por la instauración de la dictadura del proletariado, por la creación de la Federación mundial de Repúblicas Socialistas Soviéticas, por la supresión total de las clases y por la realización del socialismo, primera etapa de la sociedad comunista.»

En este Partido Mundial de millones de hombres, que es la Internacional Comunista, el Partido más fuerte es el Partido Comunista de la Unión Soviética. Es el Partido que gobierna en la Unión Soviética, en el Estado más grande del mundo. La Internacional Comunista, el Partido Comunista mundial, analiza la situación política conjuntamente con la dirección de los Partidos Comunistas de todos los países.

La Internacional Comunista, ante la cual son directamente responsables todas las Secciones, no es una organización de conspiradores, sino un Partido mundial. Semejante Partido mundial no juega con la insurrección, ni con la revolución. Semejante Partido mundial no puede decir oficialmente a sus millones de partidarios una cosa y, al mismo tiempo, hacer secretamente lo contrario. ¡Semejante Partido, queridísimo Dr. Sack, no conoce la contabilidad por partida doble!

El Dr. Sack: Muy bien, prosiga usted su propaganda comunista.

Marinus van der Lubbe ante el tribunal

La Columna De-rruti’s (6)

agosto 30, 2010

La Columna De-rruti’s (6)

Magdalena Valerio

Magdalena Valerio ha anunciado su intención de ser candidata del PSOE al ayuntamiento de Guadalajara. Buena noticias para los ciudadanos de la capital. Magdalena es una persona con una enorme capacidad de trabajo y con sobrada experiencia. Ahora habrá que esperar si se asoma alguna candidata y tenemos primarias. Sería bueno que así ocurriese, las primaras son una muestra de democracia interna, y al final son los afiliados los que deciden quién es su mejor candidata. Después de tener un alcalde que ha pasado con más pena que gloria, Magdalena, estoy seguro, revitalizará la ciudad como ya hicieron otros alcaldes y alcaldesas de izquierda en su momento. Ahora bien, nos tendrá que contar Magdalena que hará si pierde las elecciones: ¿hacer oposición o salir corriendo a otros lares? También sería conveniente que el equipo que la rodee se renueve, ya estamos un poco cansados de algunas compañías,  que más que sumar, restan votos. En cuanto a la otra posible candidata, sólo nos toca esperar…Comienza el curso político y el Gobierno de ZP tendrá que aprobar los presupuestos. Es la hora de la negociación, de pactos y “pactillos”, y si no, pese lo que nos pese, tendremos que dar la razón a Rajoy y nos veremos volviendo a las urnas antes de tiempo…La ofensiva de la ultraderecha norteamericana contra Obama está en marcha. Con motivo del Tea Party se manifestaron en el mismo lugar que lo hizo hace 47 años Martin Luther King, en el monumento a Lincoln en Washington. Ahora reclaman más honor para los Estados Unidos, más religión y menos estado. Esperemos que en las próximas legislativas de noviembre sus resultados no supongan una derechización del país…Los sindicatos calientan motores parta la necesario Huelga General del 29 de septiembre. Todas las convocatorias de huelgas generales realizadas por la UGT y CCOO han sido, hasta ahora, un éxito. Esperamos que el país se paralice el 29-S y que el gobierno y ZP tomen nota…Es evidente que España tiene una gran deuda histórica con el pueblo saharaui. Estos días varios españoles que se manifestaron en El Aaiún han sido agredidos por la policía marroquí. No es de extrañar que un gobierno como el del país vecino, y para algunos “amigo” haga esta demostración de fuerza. La violación de los derechos del pueblo saharaui, con la connivencia de la comunidad internacional, es algo que tristemente se ha convertido en rutina. Olvidados, masacrados, el pueblo saharaui aún reclama el ansiado referéndum de autodeterminación. Como diría Fidel, “hasta la victoria”…Rodiezmo, un símbolo para el sindicalismo de izquierda. El 5 de septiembre habrá ausencias. ZP no irá. El presidente de Asturias, Álvarez Areces y D. Alfonso Guerra han confirmado su asistencia. Estarán los que tenían que estar…El Madrid de Mourinho no pasa del 0-0. ¿Qué esperabais los madridistas? Mou ha sido fiel a su filosofía: que no nos marquen ningún gol. A partir de ahora, ya sabéis, el 0-0 como meta fuera de casa y a esperar alguna jugada de las supuestas estrellas. Resultados, que no juego…Tony Blair, ex presidente británico, está incrementando espectacularmente su fortuna. Se levantan ampollas en Gran Bretaña. ¿Alguien se extraña? Sólo hace falta mirar un poco a nuestro alrededor. ¿Cómo han aumentado sus bienes los alcaldes, presidentes de comunidad o ex presidentes del gobierno de la nación en nuestro país? Mejores pisos, coches, fincas, acciones, bodorrios y demás. 

Boda de la hija de Aznar

El beso de la mujer araña, Héctor Babenco (1985)

agosto 26, 2010

El beso de la mujer araña, Héctor Babenco (1985)

El beso de la mujer araña (1985)

El beso de la mujer araña tiene su origen en una excelente novela de Manuel Puig que el guionista Leonard Schrader supo trasladar al cine sin perder sus encantos.

Hector Babenco

El film es una gran historia. Héctor Babenco es capaz de mostrarnos el ambiente hostil de un régimen carcelario a través de dos personajes con distintas formas de ver la vida. Ante la devastadora realidad sudamericana de flagrante violación de los derechos humanos, la imaginación y el cine puede evadirles de esa realidad.

La interpretación de Hurt como homosexual encarcelado es magnífica, de absoluta credibilidad. La película recibió tres premios Óscar en 1985, al mejor director, a la mejor película y al mejor guión adaptado.

Sinopsis: Latinoamérica, un activista político, Valentín (Raúl Julia), aún sometido a tortura acusado de revolucionario, y un homosexual, Molina (William Hurt), encerrado por seducir a un menor, están en la cárcel compartiendo la misma celda. Sus innumerables días juntos hace que sus vidas vayan cambiando, al tiempo que buscan refugio en los argumentos de películas que han visto cuando ambos eran libres.

Wiliam Hurt y Raúl Julia

Ficha Técnica:

Título: El beso de la mujer araña (1985).

País: Estados Unidos.

Dirección: Héctor Babenco.

Reparto: William Hurt, Raúl Julia, Sonia Braga, Jose Lewgoy, Milton Goncalves, Miriam Pires, Nuno Leal Maia, Fernando Torres, Patricio Bisso.

Guión: Leonard Schrader.

Música: John Neschling. 

Fotografía: Rodolfo Sánchez.

Sonia Braga

The Beatles y los grupos de “Cenicientas”

agosto 25, 2010

The Beatles y los grupos de “Cenicientas”

The Beatles

A los Beatles de principios de los años 60 les encantaban los grupos de chicas, especialmente a Lennon y McCartney que habían mamado la tradición del music-hall inglés. El padre de Mc Carntney era músico y había tenido una banda de ragtime. Diego A. Manrique, crítico musical español, llamó a este movimiento “el esplendor de las Cenicientas”: grupos de féminas que hacían música para bailar. Por eso grabaron los Beatles algunas canciones de estos grupos femeninos. Una muestra de ello.

The Beatles: “Chains”

The Cookies: los Beatles grabaron el tema Chains que había sido editada en 1962 por el grupo femenino. Llegó a ser nº 17 en la revista Billboard.

The Beatles: “Please Mr Postman”

The Marvelettes: el tema Please Mr. Postman que las chicas habían grabado para Tamla Motown.

The Beatles: “Baby it’s you”

The Shirelles: de este grupo grabaron dos canciones, Baby it’s you, con una maravillosa interpretación por parte de John Lennon, y Boys.

The Beatles: “Boys”

The Donays: grabaron en 1962 la canción Devil in his heart y los Beatles la publicarían con el título Devil in her heart, es decir, un simple cambio de género. El tema fue interpretado por George Harrison y grabado el 18 de julio de 1963 como parte del álbum With the Beatles (1963).

The Beatles: “Devil in her heart”

Lenin, las tesis de Abril

agosto 24, 2010

Lenin, las tesis de Abril

Lenin

El documento conocido como “las tesis de Abril” de Lenin se publicó el 7 de abril de 1917 en el periódico Pravda con el título de “Las tareas del proletariado en la actual revolución”.

Pravda

El documento recoge un programa concreto de lucha para conseguir la sociedad socialista. Explica cómo de conseguir que el poder del Estado llegue a los trabajadores y a los campesinos y deje de estar en manos de la burguesía y de los terratenientes. El escrito de Lenin sirvió como orientación al Partido Bolchevique para crear la forma de estado más acorde a los intereses de la clase trabajadora, la República de los Soviets. Lenin, siguiendo las tesis de Engels, pensaba que la dictadura del proletariado debía dotarse de una forma política a través de una república democrática de tipo parlamentario.

Esta nueva forma de estado es avalada por la experiencia revolucionaria del proletariado ruso que había vivido un periodo revolucionario entre 1905 y 1907 y que sería refrendada en los primeros días de la revolución de febrero de 1917. No se trata sólo de apoyar la revolución burguesa y liberal que ha hecho abdicar al zar, sino que se debe continuar hacia la revolución socialista.

Esta experiencia sirve, para Lenin, como modo para afianzar la República de los Soviets y para asegurar la revolución socialista de octubre de 1917. Una vez armado el Partido Bolchevique con estas teorías se podría llevar a la práctica la dictadura del proletariado y reemplazar el viejo estado.

Manifestación bolcheviue

Los Soviets serían el aparato más democrático de todo el planeta ya que su organización haría que amplias masas de proletarios pudiesen participar directamente en la dirección del nuevo estado socialista. Sus ideas se pueden resumir en ocho puntos de actuación:

1. La guerra que Rusia está librando en Europa es capitalistas e imperialista. No es ventajosa para el proletariado.

2. Lenin comprende que primero se haya producido una revolución liberal para librarse de la autocracia zarista pero los proletarios no deben conformarse, deben continuar el proceso revolucionario.

3. No se debe apoyar al gobierno liberal, a la Duma, sino a los Soviets, que son quienes defienden los intereses de los trabajadores.

4. Lenin es consciente del escaso apoyo que tienen los bolcheviques, por tanto, hay que seguir educando al pueblo para conseguir un gobierno revolucionario, un gobierno de obreros y campesinos.

5. Hay que convencer al pueblo, en las fábricas y en el campo, siempre teniendo en cuenta las necesidades e intereses de los trabajadores.

6. Es necesario introducir profundas reformas. Las tierras deben ser repartidas entre los campesinos que no tienen propiedades.

7. Creación de un único banco nacional dirigido y vigilado por los soviets.

8. Solucionar el problema del hambre y del trabajo poniendo en manos de los soviets las tierras y los beneficios del país, para después realizar la verdadera Revolución.

Lenin en Petrogrado

Traslademos ahora estas tesis al momento actual de nuestro país:

1. La actual crisis en una crisis del capital globalizado, no es una crisis provocada por los trabajadores sino por el poder financiero. Las salidas planteadas por la misma estructura que ha provocado la crisis no reporta, ni reportará, ningún beneficio para los trabajadores.

2. No debemos conformarnos con las salidas que nos proponen, otro mundo es posible.

3. No debemos apoyar a ningún partido que no pongo en tela de juicio el actual e injusto orden político y social actual.

4. Educación y ciudadanía. El pueblo debe tomar la calle, tomar la palabra. El espacio público no puede ser propiedad de ninguna autoridad o institución.

5. Se debe llegar a los ciudadanos en su quehacer diario: en el trabajo, en la familia, en el tiempo de ocio, en la cultura…

6. Se hace necesario y urgente una profunda reforma de las estructuras políticas de las que nos hemos dotado, potenciando el municipalismo y el federalismo, suprimiendo las estructuras intermedias, caras e ineficaces: diputaciones y comunidades autónomas.

7. Creación de una banco público estatal por fusión de todas las cajas de ahorro. Un banco que de seguridad a los trabajadores.

8. Debemos de solucionar el problema endémico del paro poniendo en manos de los propios trabajadores y de sus organizaciones sociales los instrumentos para generar y repartir el empleo.

Parados españoles

Os dejo el artículo completo de Lenin:

Las tareas del proletariado en la presente revolución

Habiendo llegado a Petrogrado únicamente el 3 de abril por la noche, es natural que sólo en nombre propio y con las consiguientes reservas, debidas a mi insuficiente preparación, pude pronunciar en la asamblea del 4 de abril un informe acerca de las tareas del proletariado revolucionario.

Lo único que podía hacer para facilitarme la labor -y facilitársela también a los opositores de buena fe- era preparar unas tesis por escrito. Las leí y entregué el texto al camarada Tsereteli. Las leí muy despacio y por dos veces: primero en la reunión de bolcheviques y después en la de bolcheviques y mencheviques.

Publico estas tesis personales mías acompañadas únicamente de brevísimas notas explicativas, que en mi informe fueron desarrolladas con mucha mayor amplitud.

TESIS

En nuestra actitud ante la guerra, que por parte de Rusia sigue siendo indiscutiblemente una guerra imperialista, de rapiña, también bajo el nuevo gobierno de Lvov y Cía., en virtud del carácter capitalista de este gobierno, es intolerable la más pequeña concesión al “defensismo revolucionario”.

El proletariado consciente sólo puede dar su asentimiento a una guerra revolucionaria, que justifique verdaderamente el defensismo revolucionario, bajo las siguientes condiciones: a) paso del poder a manos del proletariado y de los sectores más pobres del campesinado a él adheridos; b) renuncia de hecho y no de palabra, a todas las anexiones; c) ruptura completa de hecho con todos los intereses del capital.

Dada la indudable buena fe de grandes sectores de defensistas revolucionarios de filas, que admiten la guerra sólo como una necesidad y no para fines de conquista, y dado su engaño por la burguesía, es preciso aclararles su error de un modo singularmente minucioso, paciente y perseverante, explicarles la ligazón indisoluble del capital con la guerra imperialista y demostrarles que sin derrocar el capital es imposible poner fin a la guerra con una paz verdaderamente democrática y no con una paz impuesta por la violencia.

Organizar la propaganda más amplia de este punto de vista en el ejército de operaciones.

Confraternización en el frente.

La peculiaridad del momento actual en Rusia consiste en el paso de la primera etapa de la revolución, que ha dado el poder a la burguesía por carecer el proletariado del grado necesario de conciencia y de organización, a su segunda etapa, que debe poner el poder en manos del proletariado y de las capas pobres del campesinado.

Este tránsito se caracteriza, de una parte, por el máximo de legalidad (Rusia es hoy el más libre de todos los países beligerantes); de otra parte, por la ausencia de violencia contra las masas y, finalmente, por la confianza inconsciente de éstas en el gobierno de los capitalistas, los peores enemigos de la paz y del socialismo.

Esta peculiaridad exige de nosotros habilidad para adaptarnos a las condiciones especiales de la labor del partido entre masas inusitadamente amplias del proletariado que acaban de despertar a la vida política.

Ningún apoyo al Gobierno Provisional; explicar la completa falsedad de todas sus promesas, sobre todo de la renuncia a las anexiones. Desenmascarar a este gobierno, que es un gobierno de capitalistas, en vez de propugnar la inadmisible e ilusoria “exigencia” de que deje de ser imperialista.

Reconocer que, en la mayor parte de los Soviets de diputados obreros, nuestro partido está en minoría y, por el momento, en una minoría reducida, frente al bloque de todos los elementos pequeñoburgueses y oportunistas -sometidos a la influencia de la burguesía y que llevan dicha influencia al seno del proletariado-, desde los socialistas populares y los socialistas revolucionarios hasta el Comité de Organización (Chjeídze, Tsereteli, etc), Steklov, etc, etc.

Explicar a las masas que los Soviets de diputados obreros son la única forma posible de gobierno revolucionario y que, por ello, mientras este gobierno se someta a la influencia de la burguesía, nuestra misión sólo puede consistir en explicar los errores de su táctica de un modo paciente, sistemático, tenaz y adaptado especialmente a las necesidades prácticas de las masas.

Mientras estemos en minoría, desarrollaremos una labor de crítica y esclarecimiento de los errores, propugnando al mismo tiempo, la necesidad de que todo el poder del Estado pase a los Soviets de diputados obreros, a fin de que, sobre la base de la experiencia, las masas corrijan sus errores.

No una república parlamentaria -volver a ella desde los Soviets de diputados obreros sería dar un paso atrás- sino una república de los Soviets de diputados obreros, braceros y campesinos en todo el país, de abajo arriba.

Supresión de la policía, del ejército y de la burocracia.

La remuneración de los funcionarios, todos ellos elegibles y amovibles en cualquier momento, no deberá exceder del salario medio de un obrero calificado.

En el programa agrario, trasladar el centro de gravedad a los Soviets de diputados braceros.

Confiscación de todas las tierras de los latifundios.

Nacionalización de todas las tierras del país, de las que dispondrán los Soviets locales de diputados braceros y campesinos. Creación de Soviets especiales de diputados campesinos pobres. Hacer de cada gran finca (con una extensión de 100 a 300 deciatinas, según las condiciones locales y de otro género y a juicio de las instituciones locales) una hacienda modelo bajo el control de diputados braceros y a cuenta de la administración local.

Fusión inmediata de todos los bancos del país en un Banco Nacional único, sometido al control de los Soviets de diputados obreros.

No “implantación” del socialismo como nuestra tarea inmediata, sino pasar únicamente a la instauración inmediata del control de la producción social y de la distribución de los productos por los Soviets de diputados obreros.

Tareas del partido:

  • celebración inmediata de un congreso del partido;
  • modificación del programa del partido, principalmente:
    • sobre el imperialismo y la guerra imperialista,
    • sobre la posición ante el Estado y nuestra reivindicación de un “Estado-Comuna”
    • reforma del programa mínimo, ya anticuado;
    • cambio de denominación del partido
  • Renovación de la Internacional.
  • Iniciativa de constituir una Internacional revolucionaria, una
  • Internacional contra los socialchovinistas y contra el “centro”

Para que el lector comprenda por qué hube de resaltar de manera especial, como rara excepción, el “caso” de opositores de buena fe, le invito a comparar estas tesis con la siguiente objeción del señor Goldenberg: Lenin -dice- “ha enarbolado la bandera de la guerra civil en el seno de la democracia revolucionaria”. (Citado en el periódico Edinstvo, del señor Pléjanov, núm.5)

Una perla, ¿verdad?

Escribo, leo y machaco: “Dada la indudable buena fe de grandes sectores de defensistas revolucionarios de filas…, dado su engaño por la burguesía, es preciso aclararles su error de un modo singularmente minucioso, paciente y perseverante…”

Y esos señores de la burguesía, que se llaman socialdemócratas, que no pertenecen ni a los grandes sectores ni a los defensistas revolucionarios de filas, tienen la osadía de reproducir sin escrúpulos mis opiniones, interpretándolas así: “ha enarbolado (!) la bandera (!) de la guerra civil” (¡ni en las tesis ni en el informe se habla de ella para nada!) “en el seno (!!) de la democracia revolucionaria…”

¿Qué significa eso? ¿En qué se distingue de una incitación al pogroma?, ¿en qué se diferencia de Rússkaya Volia?

Escribo, leo y machaco: “Los Soviets de diputados obreros son la única forma posible de gobierno revolucionario y, por ello, nuestra misión sólo puede consistir en explicar los errores de su táctica de un modo paciente, sistemático, tenaz y adaptado especialmente a las necesidades prácticas de las masas…”

Pero cierta clase de opositores exponen mis puntos de vista ¡¡como un llamamiento a la “guerra civil en el seno de la democracia revolucionaria”!!

He atacado al Gobierno Provisional por no señalar un plazo, ni próximo ni remoto, para la convocatoria de la Asamblea Constituyente y limitarse a simples promesas. Y he demostrado que sin los Soviets de diputados obreros y soldados no está garantizada la convocatoria de la Asamblea Constituyente ni es posible su éxito.

¡¡¡Y se me imputa que soy contrario a la convocatoria inmediata de la Asamblea Constituyente!!!

Calificaría todo eso de expresiones “delirantes” si decenas de años de lucha política no me hubiesen enseñado a considerar una rara excepción la buena fe de los opositores.

En su periódico, el señor Pléjanov ha calificado mi discurso de “delirante”. ¡Muy bien, señor Pléjanov! Pero fíjese cuán torpón, inhábil y poco perspicaz es usted en su polémica. Si me pasé dos horas delirando, ¿por qué aguantaron cientos de oyentes ese “delirio”? ¿Y para qué dedica su periódico toda una columna a reseñar un “delirio”? Mal liga eso, señor Pléjanov, muy mal.

Es mucho más fácil, naturalmente, gritar, insultar y vociferar que intentar exponer, explicar y recordar cómo enjuiciaban Marx y Engels en 1871, 1872 y 1875 las experiencias de la Comuna de París y qué decían acerca del tipo de Estado que necesita el proletariado.

Por lo visto, el ex marxista señor Pléjanov no desea recordar el marxismo.

He citado las palabras de Rosa Luxemburgo, que el 4 de agosto de 1914 denominó a la socialdemocracia alemana “cadáver maloliente”. Y los señores Pléjanov, Goldenberg y Cía. se sienten “ofendidos”… ¿en nombre de quién? ¡En nombre de los chovinistas alemanes, calificados de chovinistas!

Los pobres socialchovinistas rusos, socialistas de palabra y chovinistas de hecho, se han armado un lío.

N.Lenin 

Lenin: Las tesis de abril

Los quinientos millones de la Begún, Julio Verne

agosto 21, 2010

Los quinientos millones de la Begún, Julio Verne

Los quinientos millones de la Begún, Julio Verne

El nacimiento de esta novela de Julio Verne es obra de su editor Jules Hetzel. En 1877 le llegó un manuscrito, La Herencia Langevol de Pascal Grousset. Éste había sido miembro del Comité de La Comuna y deportado a Nueva Caledonia, de donde escapó y huyó a Inglaterra. Allí entregó el manuscrito a Hetzel. El editor entregó el legajo a Julio Verne que en un principio lo rechazó para posteriormente tomarlo como base de la novela Los quinientos millones de la Begún.

Julio Verne

La obra fue publicada en 1879. Su argumento gira en torno al enfrentamiento nacional entre Francia y Alemania. La muerte de una soberana de la India deja una gran herencia a repartir entre el doctor Sarrasin, filántropo francés, y el profesor Schuztle, autor de una obra sobre la degeneración hereditaria del pueblo galo. Los fines de esta herencia serán diferentes, uno lo dedicará a fundar France-Ville, una ciudad regida por higienismo, y la otra a fundar Stahlstadt, ciudad industrial para destruir el experimento humanitario. La ciudad socialista soñada por Verne se erige en el estado de Oregón, tierra donde los utopistas seguidores de Fourier habían comenzado a implantar sus comunidades.

En esta novela Julio Verne aborda la dualidad de la condición humana, representado por dos de sus personajes. Por un lado el doctor Sarrasin representa la bondad, la filantropía, y por otro parte, la mezquindad representada por el profesor Schultze, quién prentende utilizar su parte de la herencia con fines indudablemente perversos.

También son dignos de mención el retrato que realiza Verne de algunos personajes secundarios: el abogado que se beneficia del reparto de la herencia, la corrupción del hijo del doctor Sarrasin y los guardaespaldas del profesor Schultze. Tampoco pude faltar un héroe, con su buen sentido, sus acciones virtuosas y con un sinfín de recursos.

Verne, una vez más, se adelanta a su época.Nos advierte de los peligros que se ciernen sobre el mundo, la Alemania nazi, el exceso de  burocratización de las sociedades del momento, los colapsos bursátiles y la militarización de la sociedad. Frente a estos peligros Verne nos opone el sentido común, la racionalidad y la concordia social. La obra profundiza sobre el sentido moral del uso del dinero mediante ese enfrentamiento entre el bien y el mal.

Pascal Grousset

The Lords of the New Church

agosto 20, 2010

The Lords of the New Church

The Lords of the New Church

El grupo The Lords of the New Church (los caballeros de la nueva iglesia) se formó en 1981. Sus integrantes provenían de las filas de los grupos punk más afamados. Stiv Bators, el cantante, había formado parte de la banda de Cleveland, Dead Boys. Brian James, guitarrista, fue miembro fundador del grupo londiense The Damned. Dave Traganna militó en la banda Sham 69, y el batería, Nicky Turner había estado en The Barracudas.

The Lords of the New Church (1982)

Cuando nace The Lords of the New Church el punk está en pleno proceso de evolución hacia el denominado after punk. En la escena musical hay funcionando bandas como The Cure, Posion Girls, Magazine, Sex Gang Children, Siouxsie and The Banshees, Bauhaus, PIL, The Birrthday Party, Virgin Prunes o Joy Division. Se trata de un punk oscuro, siniestro, gótico y macabro. En España también hay grupo en esa misma onda: Décima Víctima, Parálisis Permanente, Los Seres Vacios, Derribos Arias o los Gabinete Caligari de su primera época.

The Lords of the New Church alcanzaron popularidad gracias a sus contundentes directos y a su puesta en escena. Su siniestra y cotundente imagen, unida a su música bailable, nos traslada a escenarios góticos, new waves y un poco glam. Sus discos están plagados de grandes temas y melodías pegadizas. En muchos conciertos Steve simulaba un estrangulamiento con el cable del micrófono. Existe la leyenda de que en uno de ellos estuvo clínicamente muerto durante una de sus actuaciones.

Publican su primer disco, The Lords of the New Church, en 1982, al que seguirá en 1983 Is nothing sacred? y, en el 84, The method to our madness. Ese mismo año pasaron por España actuando en el programa La Edad de Oro, presentado por Paloma Chamorro, y en Barcelona en la sala 666.

The Lords of the New Church: London 1984 (The Marquee)

En 1985 el grupo entra en crisis, debido al cambio de componentes de la banda. Las relaciones entre Stiv y Brian no son las mejoras para llevar adelante un proyecto común. La vida de Stiv está borde del abismo. Drogas, alcohol y otros excesos, hacen que su salud se deslice en el filo de la navaja. En un viaje a París, Stiv es atropellado por un vehículo y muere con 34 años. Lo que las drogas no pudieron llevarse se lo llevó un triste accidente.

Psycho sex(1984)

En 1987 sale a la luz el EP Psycho sex y en 1988 editan el disco en directo Live at the Spit.

The Lords of the New Church: “Russian roulette”

 

En 2001, Brian y Dave intentan resucitar al grupo. Para sustituir a Stiv se suma al grupo Steven Marquee. Pretenden realizar una refundación de la banda. Componen nuevos temas pero por desgracia el grupo no tuvo mucho recorrido.

The method to our madness (1984)

Dalí, la despedida de un padre

agosto 19, 2010

Dalí, la despedida de un padre

Dalí

De todos es conocido el extraño, extravagante y excéntrico comportamiento del genial pintor. La relación con su padre no podía ser menos. Dalí nunca se llevó bien con su padre.

Gala, Dalí y su padre

Su rivalidad era fuente de constantes encontronazos. Dalí ha contado en numerosas ocasiones que le encantaba hacer que su padre enfureciese. Su expulsión de diferentes colegios durante su infancia fue una fuente inevitable de altercados con su familia, principalmente con su tradicional padre.

Cuando Dalí decidió cortar todo vínculo paterno, y en una muestra más de su excentricidad le envió una carta, que debía dejar claro su ruptura a perpetuidad. La carta dirigida a Salvador Dalí, se llamaba igual que su hijo, fue abierta por el padre. En el centro de la hoja se observaba una mancha de textura blanquecina, y al final de la misma, la siguiente frase: “No te debo nada”.

El padre ya acostumbrado a las rabietas de su hijo investigó que podía ser el contenido de aquella misiva. El descubrimiento del contenido de la misma le hizo afianzarse en el concepto que tenía de su hijo, era una mancha de semen. Dalí devolvía a su padre aquello que él había aportado a su existencia.

Leda y el cisne (Dalí)

Cuenta Robert Descharnes, en Dalí, l’héritage infernal, que Dalí era un gran masturbador. Qué en su casa de Port Lligat, a Dalí le gustaba masturbarse viendo como una joven muchacha (una “ginestas” como él las llamaba) era sodomizada. Cuando el pintor eyaculaba la “ginesta” recogía su semen del suelo con una cuchara de oro y depositada en una bolsa de tripa de camello.

Robert Descharnes con Dalí

Chinchón

agosto 18, 2010

Chinchón

Chinchón

El rock urbano de Television

agosto 17, 2010

El rock urbano de Television

Television

Television fue un grupo creado por Tom Verlaine, Billy Ficca y Richard Hell en Nueva York en 1972. El grupo se llamó en un principio The Neon Boys y para muchos fueron los precursores del punk. Esta época quedaría reflejada en el disco “That’s All I Know (Right Now)”(1973). Después de grabar algunos singles cambiaron su nombre al de Television, en alusión a las iniciales de Tom Verlaine, TV, y se les unió el guitarrista Richard Lloyd.

Marquee Moon (1977)

Grandes consumidores de anfetaminas y alcohol su directo era un avasallador despliegue de energía. Compartieron escenario con Patti Smith, Blondie, Ramones o Talking Heads en el club CBGB.

En 1975, Richard Hell decide abandonar el grupo para integrarse en The Heartbreakers, y posteriormente en The Voidoids, siendo reemplazado por el integrante de Blondie, Smith. En ese año graban una demo con Brian Eno para Island Records, pero el sello decide no contratar al grupo.

Television: “Prove it”

El primer disco de la banda fue publicado en 1977 con el título de Marquee Moon, disco de culto por su innovación musical. Es un sonido caracterizado por el entrelazamiento de las guitarras de Verlaine y Lloyd, en un sólido clima art punk.

Televisión: “Marquee Moon” (1977)

En 1978 publican Adventure, que no tuvo el mismo eco entre sus seguidores, y propició la disolución de la banda, aunque llego a ser número 7 en las listas británicas y tuvo algo más de éxito que su primer disco en los Estados Unidos.

Adventure (1978)

En 1982 se publicó un disco del grupo en directo, The Blow-up, que incluía versiones de Bob Dylan, The Rolling Stones o 13th Floor Elevators.

En 1992 el grupo vuelve a juntarse para publicar un nuevo disco, Television (1992), pero es sólo un espejismo el grupo se disuelve definitivamente en marzo de 1993. Se han juntado ocasionalmente para participar en algunos festivales como en 2001 en el All Tomorrow`s Parties en East Sussex (Inglaterra) o en el Noise Pop Festival de Chicago.

Television (1992)