Archive for 28 febrero 2014

Los Planetas: "Una Ópera Egipcia" (2010)

febrero 28, 2014

Una ópera egipcia, 2010 Disco que mantiene el embrujo andaluz de sus anteriores trabajos, aunque hay menos flamenco y más rock, y que nos retrotrae a la banda sonora de nuestro pasado más reciente.

Los Planetas: "Romance de Juan de Osuna"

Jota logra contagiarnos su pasión a través de esa fusión entre el rock y los palos del flamenco, donde el ruido y la melodía logran encajar, y nos traslada hacia ese cálido sur en un viaje sin fin.

Los Planetas Lo dicho rock, flamenco, psicodelia, pop y electrónica. Tras ocho discos anteriores y dos recopilatorios Los Planetas han logrado reinventarse, (¿hasta cuándo?). ¿Qué más se puede pedir?

Los Planetas: "No sé cómo te atreves"

Coleridge, el opio como inspiración

febrero 22, 2014

Samuel Taylor Coleridge Muchos poetas ingleses románticos usaron el opio como fuente de inspiración, uno de ellos fue el poeta y filósofo Samuel Taylor Coleridge. Nacido en 1772 en Ottey Saint Mary (Gran Bretaña), en el seno de una familia muy religiosa, su padre fue pastor anglicano, quedó huérfano desde su niñez, y conoció al poeta Robert Southey en el Jesus College de Cambridge donde se educó.

Opio Ambos siguieron con mucha atención los acontecimientos revolucionarios en Francia y planearon crear una comunidad en base a los principios democráticos. Nunca llevarían a la práctica esta iniciativa. En esta misma época Coleridge se desposó con Sarah Fricker, aunque la falta de amor entre los cónyuges les llevó a la infelicidad.

En 1795 conoció al poeta William Wordsworth y frutó de su amistad publicarían conjuntamente Baladas líricas en 1798. Fue también la época de su descubrimiento del opio como fuente de inspiración plasmada en su poema Kubla Khan, un poema visionario escrito tras un sueño bajo los efectos de la droga.

Coleridge consumía opio como relajante para sus ataques nerviosos, como analgésico para sus dolores reumáticos y como antidepresivo para combatir la tristeza, y aunque intentó mantenerlo en secreto se hizo público a través de De Quincey, lo que supuso un auténtico varapalo para su reputación literaria.

William Wordsworth Ese mismo año viajaría a Alemania en compañía de Wordsworth donde recibiría la influencia del filósofo Kant, del misticismo de Jakob Böhme y del dramaturgo G. E. Lessing. En 1800 regresaría a Gran Bretaña instalándose en Keswick. Coleridge falleció en 1834 en Londres.

Kubla Khan y otros poema, Samuel T. Coleridge

"La piedra de la paciencia", Atiq Rahimi

febrero 19, 2014

La piedra de la paciencia, 2012 Basada en una la novela del afgano Atiq Rahimi, que también la dirige, La piedra de la paciencia indaga en las desgracias, quejas y secretos de una mujer de treinta años en medio de un conflicto bélico, de un mundo machista y represor que mantiene a la mujer sumisa, discriminada y sin poder de decisión.

Atiq Rahimi Basada en un mito persa, todos estos sinsabores van llenando la piedra hasta que ésta se llena y explota. La resignación del personaje femenino, interpretado por Farahani, simboliza el mundo de silencio de las mujeres musulmanas obligadas a permanecer en el más absoluto ostracismo en una sociedad en la que son meras espectadoras sociales.

Rahimi utiliza la palabra para transmitir el anhelado valor que la protagonista logra transmitir con total verisimilitud, con un halo embellecedor en las escenas interiores frente al peso del burka cuando sale al mundo exterior en esa vida de resignación.

Golshifteh Farahani Relato duro, de marcado carácter femenino, que indaga en las entrañas de la injusticia y que nos hace recordar las desgracias que miles de mujeres viven en buena parte del planeta.

Escena Sinopsis: Narra la historia de una mujer en un país de Oriente Medio que tiene que permanecer en su casa cuidando a su marido herido en una reyerta y en estado de coma. La mujer, con dos hijas a su cargo, alterna el tiempo que pasa en su casa y el tiempo que pasa en casa de su tía, una mujer liberada, para poder sobrevivir en medio de la lucha de diversos grupos guerrilleros.

Ficha Técnica:

Título: La piedra de la paciencia, 2012.

País: Afganistán.

Dirección: Atiq Rahimi.

Guión: Jean-Claude Carrière, Atiq Rahimi.

Reparto: Golshifteh Farahani, Hamid Djavadan, Massi Mrowat, Hassina Burgan.

Música: Max Richter.

Fotografía: Thierry Arbogast.

Golshifteh Farahani

Morrissey: "Ringleader of the Tormentors" (2006)

febrero 12, 2014

Ringleader of the Tormentors, 2006 El disco más relajado del gran Morrissey, con influencias de Morricone y Tony Visconti, y de la ciudad eterna, Roma. Un trabajo donde el amor y la muerte navegan a través de distantes pianos y guitarras con regusto glam.

Morrissey: “The Youngest Was the Most Loved”

Para muchos de sus fans, el de Manchester publicó un disco que no es más que una secuela del magnífico You Are The Quarry (2004), pero para otros es un disco sorprendente que supera con creces la mediocridad indie de la época. Cabe destacar las guitarras de Jesse Tobias, músico de sesión que ya estuvo con Alanis Morrisette.

Morrissey Un nuevo Morrissey, más pletórico y alegre, el que asoma allá por 2006. Un experimento que como todo lo novedoso genera controversia, pero todo es posible cuando uno de los reyes del pop nos muestra que aún le queda personalidad que desarrollar.

Morrissey: “You Have Killed Me”

Tesla contra Edison: La Guerra de las Corrientes

febrero 11, 2014

La Guerra de las Corrientes La guerra entre la corriente continua y la alterna comenzó cuando Tesla creo la Tesla Electric Company y patentó los generadores de corriente alterna (AC), más económicos y eficaces que los de corriente continua (DC) de su “enemigo” Edison. Mientras Edison intentaba electrificar los Estados Unidos con corriente continua, Tesla llevó a cabo una campaña en la que cuestionaba las ideas de Edison ya que la corriente alterna era a todas luces más barata y eficaz.

Tesla Edison sabia que Tesla se encontraba en lo cierto pero darle la razón suponía dejar de ingresar inimaginables sumas de dinero, y con las inmejorables ideas del serbio el sueño americano de Edison se convertiría en una auténtica pesadilla. Edison llegó a encargar a uno de sus empleados, Harold Brown, que diseñase una silla eléctrica de corriente alterna. Con ella y en público electrocutó a perros, gatos e incluso un elefante para demostrar el peligro de la corriente alterna. Tesla no se quedó atrás y, también en público, se expuso a una corriente alterna de dos millones de voltios que atravesó su cuerpo sin producirle ningún daño.

Cada uno de estos dos grandes inventores recibirían la ayuda, o mejor dicho la inversión de un multimillonario dispuesto a obtener suculentos beneficios. El banquero J. P. Morgan invirtió en la compañía de Edison y George Westinghouse Jr se convertiría en el inversor de Tesla.

La Guerra de las Corrientes El fin de la batalla se produjo en 1839 durante la Feria Internacional de Chicago, donde ambos contrincantes pelearon por iluminar sus instalaciones. El jurado falló a favor de Tesla debido principalmente a su menor presupuesto, y la victoria fue definitiva cuando la empresa de Tesla ganó el contrato para aprovechar el potencial hidroeléctrico de las Cataratas del Niágara que alimentarían a la naciente industria de Búfalo, logrando su cometido a través de corriente alterna y dando por finalizada la guerra de las corrientes.

Edison El gran error de Tesla fue ceder todas sus patentes a Westinghouse. Con el paso del tiempo la corriente alterna de Tesla comenzó a ganar la guerra y J. P. Morgan dejó de apoyar a Edison. Finalmente los millonarios inversores llegaron a un acuerdo que solo beneficiaba a ambos dejando a los dos inventores en la picota.

Las ideas de Tesla fueron las grandes triunfadoras en términos de innovación y utilidad, pero la historia a veces es cruel y Tesla quedó relegado al olvido y con escasos beneficios económicos, mientras que Edison sería recordado para la posteridad como el padre de la electricidad y un millonario personaje gracias al resto de sus patentes.

Silla eléctrica Para saber más:

Yo y la energía. Tesla, Nikola. Turner Noema. Madrid, 2011.

Nikola Tesla. El genio al que le robaron la luz. Cheney, Margaret. Turner Noema. Madrid, 2001.

Inventores increíblemente poco razonables. Sus vidas, amores y muertes. Coller, Jeremy. Oxford, 2009.

AC/DC