Archive for the ‘Guadalajara’ Category

La batalla de Guadalajara

enero 2, 2013

Batalla de Guadalajara En febrero de 1937 las tropas franquistas realicen un nuevo intento de tomar Madrid. La operación es encargada a las fuerzas italianas al mando del general Mario Roatta Mancini, tropas formadas por 40.000 hombres que tendrían el apoyo del general Moscardó al mando de la División Soria formada por otros 20.000 soldados.

Cipriano Mera El gobierno legítimo republicano opondría a esta ofensiva al IV Cuerpo de su ejército al mando del teniente coronel Jurado. En este Cuerpo de Ejército estarían integradas la XI División de Líster, la XII División de Lacalle, la XIV División anarquista al mando de Cipriano Mera y la Brigada 72.

El inicio de la ofensiva fascista comenzó el 8 de marzo cuando los italianos avanzaron entre la niebla y la lluvia desde Sigüenza y Algora obligando a los destacamentos republicanos de la zona a replegarse.

Marzo, 1937 El 9 de marzo los italianos avanzan rápidamente con sus fuerzas motorizadas pese al mal tiempo tomando las localidades de Almadrones y Masegoso. El centro de su avance ocupa el cruce de Muduex. El mal tiempo y las aglomeraciones de fuerzas producen los primeros atascos hasta conseguir alcanzar Brihuega al filo del anochecer mientras los republicanos se atrincheran en las zonas más elevadas que rodean el pueblo y el general Miaja ordena los tanques rusos desplegarse en Torija para poder estabilizar el frente.

Mario Roatta Al día siguiente las tropas italianas controlan Brihuega mientras los republicanos reciben refuerzos de las Brigadas Internacionales y de la Brigada del Campesino. Una parte de las tropas italianas se dirigen hacia Trijueque donde las Brigadas Internacionales han logrado detener el avance franquista.

A pocos kilómetros de Brihuega, junto al Palacio de Ibarra, se produce el enfrentamiento entre las tropas fascistas italianas y las republicanas pertenecientes al Batallón Garibaldi integrado en las Brigadas Internacionales. Al mismo tiempo las tropas comandadas por Moscardó, en el flanco derecho del ataque, toman Jadraque, Padilla de Hita, Miralrío, Bujalaro, Valfermosa y Ledanca.

Batalla de Guadalajara El 11 de marzo la división al mando de Cipriano Mera ataca la cabeza de puente que los italianos habían tomado al otro lado del rio Tajuña y la Brigada Thaelmann impide a los fascistas italianos tomar Torija. En el Palacio de Ibarra los internacionalistas reparten propaganda impresa y mediante altavoces instan a los italianos a pasarse a su bando. Alguno de ellos lo hacen hasta que encuentran soldados del Batallón Garibaldi asesinados con hojas impresas introducidas en sus bocas. Desde ese momento los italianos librarán su propia guerra civil. En el flanco derecho las tropas de Moscardó toman Hita y llegan a Torre del Burgo. Los italianos toman Trijueque defendida heroicamente por el Batallón Comuna de París. El día 12 la aviación republicana se ensaña con los italianos atascados en los barrizales cercanos a Brihuega.

Batallón Garibaldi Durante el día 13 de marzo la División Littorio avanza hacia Torija, en un primer momento los republicanos retroceden ante los lanzallamas italianos pero éstos terminan atascándose en el barro y son presa fácil de los tanques Vickers republicanos. Ese mismo día las tropas republicanas lanzan una contraofensiva sobre Brihuega y asaltan las líneas italianas a bayoneta calada. Por la noche los italianos abandonan Trijueque machacados por los aviones republicanos, Moscardó tiene que abandonar Torre del Burgo y en el Palacio de Ibarra los italianos son derrotados por los internacionalistas del Batallón Garibaldi.

Batalla de Guadalajara A partir del día 15 de marzo los italianos del bando franquista tienen que recibir apoyo de Moscardó para estabilizar el frente mientras los republicanos preparan el asalto a Brihuega. A mediodía del día 18 los bombarderos republicanos lanzan sus cargas sobre Brihuega y los cazas ametrallan las filas italianas. Ante el avance de las tropas al mando de Líster y Mera los italianos se retiran hasta convertir su repliegue en una auténtica desbandada. Brihuega cae en manos republicanas y el flanco izquierdo italiano se desmorona.

Batalla de Guadalajara Ente el día 19 y 20 de marzo el avance republicano es imparable, toman Masegoso, Gajanejos y Villaviciosa. En el flanco derecho Moscardó aguante el envite sobre Padilla de Hita y Copernal, e incluso realizan un contraataque sobre Muduex. El día 21 los republicanos atacan Cogollor y Hontares sin conseguir su toma. El frente se estabiliza, la batalla de Guadalajara ha concluido.

La victoria política, militar y moral de las tropas republicanas es innegable. La colaboración de los internacionalistas italianos tendrá resonancia internacional. Toda la prensa mundial ensalza la victoria de los antifascistas. Las tropas franquistas tuvieron unas 3.000 bajas, 4.000 heridos y unos 300 prisioneros. Los republicanos por su parte cifras similares pero sin apenas prisioneros. El nuevo intento de Franco por conquistar Madrid volvió a ser un estrepitoso fracaso. El escaso genio militar del dictador que patente que desde esta derrota se enfrascará en una absurda guerra de desgaste cuyo único fin es aplastar al adversario y como consecuencia prolongar la absurda e inhumana Guerra Civil Española.

Mapa Batalla de Guadalajara Para saber más:

La Guerra Civil Española. Beevor, Antony. Critica. Barcelona, 2005.

La batalla de Guadalajara. García Volta, Gabriel. Bruguera. Barcelona, 1975.

Guadalajara 1937: Testimonios de una batalla. Aguilar, Pedro; Conde, Raúl; y de la Torre, José G.; Hernández, Joaquín. Diputación Provincial de Guadalajara. Guadalajara, 2007.

Líster

Ángel Alcázar de Velasco, las patrañas de un espía de opereta

marzo 22, 2011

Ángel Alcázar de Velasco

El falangista y espía Ángel Alcázar de Velasco nació en la alcarreña villa de Mondéjar en el año 1909. Con tan solo 9 años se trasladó a Madrid donde trabajó en una taberna antes de ingresar en la Escuela de Artes y Oficios de la capital. Para costearse sus estudios se hizo torero adoptando el nombre de Gitanillo de Madrid. En 1932 se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad de Salamanca retirándose del mundo taurino. Por esa época se ganó la amistad y la protección de Miguel Primo de Rivera y del coronel Rodríguez Tarduchy.

José Antonio Primo de Rivera

Fue uno de los falangistas de primera hora, es decir, de los que colaboraron en la fundación de Falange Española. En 1934 es enviado por el propio José Antonio Primo de Rivera como informador a Asturias. Los informes que envió fueron remitidos al gobierno de Madrid, que hizo caso omiso de los mismos. Según parece se introdujo en los círculos izquierdistas como recitador de versos enterándose de cómo los revolucionarios trasladaban las armas utilizando una empresa funeraria. Cuando estalló la revolución asturiana se unió a los militares que defendían los depósitos de agua que abastecían la ciudad de Oviedo así como en la defensa del Gobierno Civil. José Antonio le nombró, como premio a los servicios prestados, Consejero de Prensa y Propaganda de Falange Española. Colaboró en la revista falangista La Nación y fue enviado como corresponsal a la Guerra de Abisinia y a Alemania en 1935 donde contactaría con los servicios secretos alemanes, en aquel momento a las órdenes del general Canaris.

Hedilla

Alcázar de Velasco reconoce en sus escritos que ejerció de pistolero de Falange, fue acusado durante algún tiempo de haber asesinado al teniente Castillo, cosa que según relata le hubiese gustado hacer, pero que en aquella época se encontraba preso en la cárcel de Larrínaga en Bilbao.

Eva Perón

Allí le sorprendió el golpe de estado contra el legítimo gobierno republicano en 1936, de donde logró evadirse para dirigirse a la mal llamada zona nacional. En la zona franquista colaboró en la creación de varios periódicos a medida que las tropas golpistas iban tomando zonas republicanas, siempre a las órdenes del Jefe Nacional de Prensa Vicente Cadenas. Tras el golpe en el golpe (Los Sucesos de Salamanca) realizado por el general Franco mediante el Decreto de Unificación en 1937, se unió a Hedilla para intentar evitar que el general se hiciese con el poder absoluto de las fuerzas políticas nacionales y propuso en varias ocasiones eliminar a Franco pero acabo siendo detenido el 25 de mayo en San Sebastián, y juzgado y condenado a muerte por rebelión militar.

La pena le fue conmutada por cadena perpetua y estuvo preso en diversos penales hasta acabar en Fuerte de San Cristobal cerca de Pamplona. Allí se vio involucrado en la mayor fuga de presos republicanos. El 22 de mayo de 1938, 795 republicanos lograron huir de la prisión, mientras Alcázar de Velasco y algunos guardianes corrían hacía Pamplona para dar el aviso. Más tarde alardearía, falsamente como es costumbre en sus escritos, de haber reprimido la fuga en solitario y armado con una escopeta. Dos años después de su ingreso en prisión recibió un indulto, como pago a su delación, siendo nombrado agregado de prensa en la embajada española en Gran Bretaña, una estratagema para su trabajo como espía al servicio de las potencia del Eje y a las ordenes del cuñadísimo Serrano Suñer. Creo en España una red de espías para facilitar información a los alemanes de los movimientos de los barcos ingleses en el Mediterráneo, e incluso de un plan para volar el Peñón de Gibraltar, para lo cual Canaris se desplazó a España. Cuenta Alcázar de Velasco de la afición del almirante por los tablaos flamencos. Evidentemente y dada la personalidad de nuestro personaje, los ingleses descubrieron rápidamente quién era y a qué se dedicaba.

Yakichiro Suma

En sus poco creíbles historias cuenta que contacto en 1941 con los japoneses, con el embajador en Madrid, Yakichiro Suma, para crear una red de espías en Sudamérica e incluso el embajador sugirió a Serrano Suñer crear otra red en los Estados Unidos con ciudadanos españoles que dirigiría Alcázar de Velasco, y que en 1943 fue llamado a Berlín por el propio Hitler para que le contase toda la información que tenía sobre la bomba atómica que están preparando los americanos.

Cárcel de Larrínaga

En junio de 1944 viajará nuevamente a Alemania para trabajar para las SS donde, según su relato, permanecerá en el bunker de la Cancillería hasta el 24 de abril de 1945. Con posterioridad lograría salir de Alemania para dirigirse a Suiza. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial seguirá colaborando con los nazis para propiciar su huída. Más tarde, trabajó como enviado especial del periódico “La Tarde” en Buenos Aires y formó parte del séquito que acompañó a Eva Perón en su visita a España. También desarrollaría actividades de prensa para la agencia Pyresa, de subdirector de la revista taurina El Burladero y de la revista política En Pie.

Atentado a Carrero Blanco

En los delirios de grandeza en que a veces se convierten sus memorias llegaría a afirmar que el atentado a Carrero Blanco fue organizado por la CIA, que habría sido la responsable de la creación de la organización terrorista ETA. Cómo muestra la definición de nuestro personaje realizada por el agente del MI-5, Thomas Harris: “Un funcionario falangista de alto rango, germanófilo fanático, a la vez deshonesto e inculto. Le resultó más fácil inventar sus informes que molestarse en buscar información auténtica”

Ángel Alcázar de Velasco: "Los 7 días de Salamanca"

Como escritor publico varios libros de poesía, narrativa y teatro. Sus escritos rezuman mentiras, fantasías y tergiversaciones en un afán por adornar su papel en los mismos y tomar protagonismo. No obstante algunas de sus obras como Papeles de un falangista (novela autobiográfica), Los siete días de Salamanca y Memorias de un agente secreto, merecen una ojeada, eso sí, con toda la precaución del mundo, y no creyéndonos todo cuanto nos relata. Alcázar de Velasco murió el 25 de abril de 2001 en Galapagar.

Bibliografía:

Memorias de un agente secreto. Ángel Alcázar de Velasco. Plaza & Janés. 1979. Barcelona.

La noche que mataron a Calvo Sotelo. Ian Gibson. Argos Vergara. 1982. Barcelona.

Juan Pujol, el espía que derrotó a Hitler. Javier Juárez. Temas de Hoy. 2004. Madrid.

Ángel Alcázar de Velasco

El obispo incendiario: la destrucción de los códices maya

febrero 24, 2011

Auto de Fe: destrucción de los códices mayas

El obispo Diego de Landa Calderón nació el 12 noviembre de 1542 en Cifuentes, provincia de Guadalajara. Ingresó en la orden de los franciscanos y en 1547 junto a otros sacerdotes recaló en el Yucatán, siendo nombrado Provincial de Yucatán y Guatemala en 1561. Pese a los intentos cristianos de evangelizar a los nativos mayas, éstos persistían en mantener sus antiguos cultos en secreto.

Diego de Landa

Ante esta situación Diego de Landa se desplazó a Maní en 1558 para formar un tribunal religioso que dependerá de la Inquisición. Tras los interrogatorios y torturas a que fueron sometidos los indígenas, Landa dará rienda suelta a la imposición de la fe cristiana organizando un Auto de Fe el 12 de julio de 1562 en el que se destruyen en la hoguera cinco mil ídolos y objetos sagrados (13 piedras de altar y 197 vasijas), además de los códices mayas, 27 rollos con signos y jeroglíficos.

Cuando los españoles iniciaron la conquista de los territorios mayas, ésta civilización se hallaba cercana a su fin y sus centros ceremoniales estaban abandonados, pero aún se conservaban los códices que habían sido realizados por sus escribas y pintores. Curiosamente, el que fue promotor de la destrucción de todo vestigio de la cultura maya, Diego de Landa, terminaría dándonos a conocer muchas de sus tradiciones, costumbres e historia a través de sus escritos.

Códice maya

Gracias a la obra del obispo incendiario conocimos el alfabeto y otros aspectos de la cultura maya.

Yucatán, ruinas mayas

En la provincia de Yucatán…había unos libros de hojas a su modo encuadernados o plegados, en que tenían los indios sabios la distribución de sus tiempos, y conocimiento de plantas y animales, y otras cosas naturales, y sus antiguallas; cosa de grande curiosidad y diligencia. Pareciole a un doctrinero que todo aquello debía de ser hechizos y arte mágica, y porfió que se habían de quemar, y quemáronse aquellos libros, lo cual sintieron después no sólo los indios, sino españoles curiosos, que deseaban saber secretos de aquella tierra. Lo mismo ha acaecido en otras cosas, que pensando los nuestros que todo es superstición, han perdido muchas memorias de cosas antiguas y ocultas, que pudieran no poco aprovechar. Esto sucede de un celo necio, que sin saber, ni aun querer saber las cosas de los indios, a carga cerrada dicen, que todas son hechicerías.”

Maní, Yucatán

Estos hechos provocaron que Landa fuese sometido a juicio en la Audiencia de Nueva España (México). El fraile decide volver a España en 1563 para tomar las riendas de su defensa. Recaba vuecencia del General de los Franciscanos de Barcelona y con apoyo de unas Breves Papales logra su absolución. Se traslada a Guadalajara y posteriormente a Toledo donde escribiría su Relación de Cosas Notables de Yucatán y vuelve a embarcarse para América. Moriría en Mérida en 1579. Sus restos regresarían a Cifuentes un siglo y medio después.

Cifuentes (Guadalajara)

Pese al empeño del obispo español de acabar con los códices tres de ellos lograron sobrevivir a la hoguera saliendo a la luz en Dresde, París y Madrid doscientos cincuenta años más tarde.

Códice maya

Anuncios publicitarios solidarios con el régimen en Nueva Alcarria

septiembre 7, 2010

Anuncios publicitarios solidarios con el régimen en Nueva Alcarria

Cabecera de Nueva España, orígenes de Nueva Alcarria. 1939

Revisando los ejemplares del periódico alcarreño Nueva Alcarria, que están digitalizados en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica del Ministerio de Cultura, http://prensahistorica.mcu.es/es/estaticos/contenido.cmd?pagina=estaticos/presentacion, me han llamado la atención algunos anuncios publicitarios que saludan el nuevo régimen nacionalcatolicista implantado en España en 1939.  

Nueva Alcarria. 1942

Nueva Alcarria. 1940

Nueva Alcarria 1943

Nueva Alcarria 1943

Los primeros, claro que alguno también se anunciaban en el semanario Abril, portavoz de las izquierdas:  

Nueva Alcarria 1939

Nueva Alcarria

Nueva Alcarria 1939

Nueva Alcarria 1940

Curioso.  

Nueva Alcarria 1939

Estos ejemplos y mucho más en la prensa del régimen Nueva Alcarria.  

Cabecera de Nueva Alcarria. 1940.

El linchamiento del cartero de Moratilla de los Meleros

julio 24, 2010

El linchamiento del cartero de Moratilla de los Meleros

Moratilla de los Meleros

En el mes de marzo de 1936, antes de iniciarse la Guerra Civil Española, en el pueblo de Moratilla de los Meleros (Guadalajara) fue víctima de la barbarie fascista un trabajador y hombre de izquierdas, como era el cartero de la mencionada localidad. El cartero de Moratilla, Víctor Benaldez, fue linchado por una masa de energúmenos patrocinados por las fuerzas reaccionarias y cuyo crimen consistía en ser el organizador del Frente Popular en el conservador partido judicial de Pastrana.

Abril: 21 de marzo de 1936

Así lo recoge el semanario Abril: “Víctima de la barbarie reaccionaria ha caído con el cuerpo desecho por tremendas heridas, un trabajador, un hombre de izquierdas… El Frente Popular ha perdido un luchador con la muerte del humilde cartero…”.

Estos actos fomentados por la herencia del caciquismo de la era Romanones, al igual que el posterior asesinato de Francisco Gonzalo, también cartero, presidente de la Casa del Pueblo de Sigüenza, buscaban la provocación entre los dirigentes locales del Frente Popular.

El 17 de abril comenzó la vista contra los procesados por el bárbaro asesinato del cartero. Los abogados de la defensa fueron Figueroa y Solano y de la acusación el abogado socialista Guillermo Cabanellas. Las vistas se celebraron en una sala de la Prisión Central. De los 27 procesados, 10 fueron absueltos. Fueron condenados por asesinato Jesús Dimas Palero y Pablo Martínez Catalán, a la pena de 17 años, 4 meses y un día, y a una indemnización de 10.000 pesetas a los familiares de la víctima. El periódico Abril, incide en sus páginas del 23 de abril de 1936 que los verdaderos inductores del crimen, los caciques de la zona, siguen en libertad.

Con el objeto de ayudar a la viuda e hijos del cartero de Moratilla el Frente Popular y el periódico Abril, portavoz de las izquierdas, abrieron una suscripción popular para recaudar fondos.

Suscripción en el semanario Abril (marzo 1936)

Miguel Alonso Calvo, antes de Ramón de Garciasol

julio 9, 2010

Miguel Alonso Calvo, antes de Ramón de Garciasol

Miguel Alonso Calvo

Miguel Alonso Calvo nació en Humanes de Mohernando, provincia de Guadalajara, el 29 de septiembre de 1913. Hijo de una familia humilde, su padre era zapatero, estudió bachillerato en el Instituto General Técnico de Guadalajara con una beca de la Diputación Provincial. Posteriormente, también becado, inició sus estudios Derecho en la Universidad de Madrid en 1933.

Penal del Dueso (1944): Buero Vallejo

Sus primeros versos vieron la luz en la revista El Bachiller Arriacense, donde también colaboraba su amigo Buero Vallejo, participando activamente en las actividades organizadas por el Instituto Instructivo del Obrero de la capital arriácense. En 1936 publica su primer libro titulado Poemas de un tiempo nuevo.

Comparte ideas revolucionarias con su amigo y correligionario Adolfo Franco Molina y acude a Sigüenza para colaborar en el periódico que éste dirige Juventud, órgano informativo de las Juventudes Socialistas de la localidad de publicación quincenal. El periódico constaba de ocho páginas con contenido de ideología republicano, socialista y revolucionario. La redacción del periódico estaba en la Calle Mayor, número 29, y la sede administrativa, dirigida por Eusebio Lafuente, en la calle Medina, número 9. Miguel publicó en este periódico sus versos, versos de compromiso social y de optimismo en el futuro.

Sigüenza

Tras el golpe militar del 18 de julio de 1936, Miguel se involucra activamente en el bando republicano. Colabora en la publicación obrerista Avante, portavoz mensual de la UHP (Unión de Hermanos Proletarios) de Guadalajara, y en la organización Cultura y Prensa en las Milicias incorporándose al denominado Grupo de Ejércitos de la República en misiones de prensa, propaganda e información.

Miguel Hernández

Fue amigo de Miguel Hernández en la Valencia de 1938 y ayudó a revisar la obra de éste, El hombre acecha, libro que no vería la luz ya que los escritos fueron destruidos por el ejército vencedor en la guerra civil.

Cuando finalizó la contienda civil, Miguel Alonso se encontraba en Albacete en el Centro de Instrucción de Reserva del Ejército del Centro. Detenido, fue trasladado a los campos de concentración franquistas de Albatera y de Murcia.

En la posguerra adoptó el nombre de Ramón de Garciasol, juzgado y absuelto por los tribunales del régimen se refugia en Madrid donde con la ayuda de algunos amigos reanuda su tarea como escritor, como Ramón de Garciasol, pero eso es otra historia…

Aviador Negro, de M. Alonso Calvo. UHP. 12 de noviembre de 1936

El asesinato de Francisco Gonzalo (Sigüenza, 1936)

abril 2, 2010

El asesinato de Francisco Gonzalo, presidente de la Casa del Pueblo de Sigüenza (1936)

En la madrugada del día 13 de julio de 1936 fue asesinado vilmente Francisco Gonzalo, “el carterillo de Sigüenza”, del cuerpo de Carteros Urbanos, creador y presidente de la Casa del Pueblo de Sigüenza, fundador de la Agrupación Socialista y del Sindicato de Oficios Varios, miembro de la Comisión Gestora Municipal, y defensor de los intereses obreros. Su asesinato se produjo en la calle de San Roque, esquina a la Casa del Pueblo.

Sigüenza, 1930

Según narra el semanario “Abril”, el grupo de asesinos fueron Román Ochoa, fabricante de harinas, los hermanos “Gaceos”, jornaleros, y debían encontrarse, también, los hermanos Bueno, rentistas, conocidos como “los hijos del bosque”. Durante la tarde del asesinato un grupo numerosos de fascistas estuvo reunido en la taberna de Salustiano Tundidor, “el Tundi”. Con ellos se reunió el señorito Estanislao de Grandes, una hora antes del asesinato, y parece ser que planificaron asaltar la Casa del Pueblo y cometer algunos asesinatos de hombres de izquierda de la localidad. Entre la vil tropa fascista sortearon que escuadra iba a realizar el asalto a la Casa del Pueblo, siendo la escuadra del señorito Ochoa la encargada de realizar la afrenta.

Sigüenza

Grupos de fascistas, en torno a 60 o 70 personas, tomaron las calles aledañas a la Casa del Pueblo armados con pistolas y escopetas. La escuadra de Ochoa se situó en la puerta de entrada, y encañonaron a dos jóvenes que intentaban subir a la Casa, los cuales lograron huir y refugiarse en la casa del alcalde.

A continuación sonaron numerosos disparos en el portal de la Casa del Pueblo, donde se hallaba reunida la directiva del Sindicato de Oficios Varios. En ese momento Francisco Gonzalo se disponía a traspasar la esquina entre la calle de San Roque y el Centro Obrero. Los asesinos dispararon contra él que cayó mortalmente herido de cuatro disparos del calibre 7,65.

"Abril", 18 de julio de 1936, pag. 1

Cuando varios transeúntes intentaron recoger al herido para socorrerle, recibieron una lluvia de piedras y disparos de los emboscados, desistiendo en el intento de atender a Gonzalo. Los asesinos huyeron y Ochoa fue posteriormente detenido por la Guardia Civil. Durante su huida Ochoa disparó también contra el concejal republicano Víctor Esteban.

Sigüenza

Francisco Gonzalo había salido de la Casa del Pueblo sobre las once, a requerimiento del alcalde, Francisco Lafuente, de Izquierda Republicana. Sabían de la reunión de los fascistas pero Gonzalo se opuso a que la Guardia Civil se personase en la taberna del “Tundi” ya que pensaba que había que cerciorarse mejor de los hechos que allí se estaban tramando. Gonzalo salió de la casa del alcalde y momentos después le telefoneaba desde el Bar Motor diciendo que no hiciese nada todavía. Dos minutos después Gonzalo se dirigió a la Casa del Pueblo donde encontró la muerte.

El día 15, a las siete de la mañana, fue trasladado el cadáver de Gonzalo desde la Casa del Pueblo al depósito del cementerio para practicarle la autopsia. A las 11 de la mañana partió la comitiva para acompañar a la viuda y a sus tres hijos y dar sepultura al cadáver. Más de 2.000 personas en el más absoluto silencio y con el puño en alto desfilaron por las calles de Sigüenza.

En el cementerio pronunciaron discursos Celestino Arroyo, Vicente Relaño, por el Comité Provincial del Partido Comunista, Raimundo Serrano, por la Federación Obrera de la UGT de Guadalajara, Consuelo Menchero de la Agrupación Socialista, y Wandelmer, en representación de las Juventudes Socialistas y Comunistas Unificadas.

"Abril", 18 de julio de 1936, pag. 4

El bombardeo de Peñalver

marzo 16, 2010

El bombardeo de Peñalver: 8 de enero de 1937

Peñalver (Guadalajara)

El 8 de enero de 1937 varios trimotores de ejército franquista sembraron de muerte el pequeño pueblo de Peñalver, en pleno corazón de La Alcarria. El resultado del bárbaro bombardeo fue de 15 muertos y de 11 heridos.

Según relata el periódico de Guadalajara, UHP (Uníos de Hermanos Proletarios) del 15 de enero de 1937, un capitán de caballería del ejército republicano informó que el 9 de enero tres ciclistas llegaron para comunicar a las autoridades los hechos acontecidos en su pueblo, y que según relataron el 8 de enero sobre las 7 y cuarto de la tarde aparecieron sobre el pueblo varios aviones fascista que arrojaron sobre la localidad 30 bombas y bengalas.

Aviones franquistas bombardeando

Según parece los fascistas buscaban el cuartel de caballería, al cual pertenecía el mencionado capitán,  para su bombardeo pero al no encontrarlo vieron luz sobre el pequeño pueblo de Peñalver y decidieron arrojar allí su mortal carga.

Cuando el capitán Julián Ardeo llegó a Peñalver observó los desastres ocasiones por la aviación: varias casas destruidas, cables eléctricos por el suelo y la población aterrada.

Aviones franquistas

Durante el registro encontraron 6 cadáveres en una casa destruida, entre ellos el de un niño de pecho. En otra vivienda encontraron junto a la puerta a una niña de 6 años hecha pedazos y en su interior a la madre con la cabeza sesgada, y otros tres cadáveres más.

Las víctimas de la barbarie fueron: Eulogio Mínguez, Aurea Mínguez (de dos meses), Pedro Mínguez (de 4 años), Eugenio Sánchez, Toribio Trijueque, Tomasa Sedano, Leocadia González (de 10 años), Honorato González (de 8 años), Pura González (de 6 años), Brígida Martínez (de 15 años) y Pedro Alba (de 16 años).

Los heridos fueron: Benita Retuerta, Elías Mínguez, Salustiano Alba, Rafaela Pérez, Francisco Pérez, Patricia González, Ramón Paramio, Nicolás Atienza, Esteban Martínez, Amparo de la Fuente, Mauricio de la Fuente, María Pintado, Eloy Pastor y Paula Trijueque, que fueron trasladados en coches al Hospital. Posteriormente, fallecieron tres de los heridos, dos en el Hospital y uno en el mismo pueblo.

Existe una versión de los hechos, que cuenta que el bombardeo se produjo porque alguien del pueblo, como venganza, encendió la luz para atraer a los aviones fascistas. Parece ser que los mozos del pueblo habían sido reclutados por el ejército republicano y enviados al frente de Brihuega, Hita… Este personaje escondió a su hijo, y fue denunciado por gente del pueblo, que no concebía como sus hijos habían sido llamados a filas mientras el suyo permanecía escondido en el pueblo. Parece ser que dejó alguna luz encendida y abandonó el pueblo, y nunca más se supo de él. ¿Verdad o leyenda?

UHP. 15 de enero de 1937

La Escuela Moderna en Guadalajara

febrero 25, 2010

La Escuela Moderna de Ferrer i Guardia en Guadalajara (1903-1936)

Francisco Ferrer i Guardia

Francisco Ferrer i Guardia (1859-1909) fue un pedagogo y activista político fundador de La Escuela Moderna e introductor en España del racionalismo pedagógico. Sus ideas librepensadoras le encaminaron a militar en las corrientes anarquistas de su época. En 1886 participó en el intento de pronunciamiento republicano en Santa Coloma de Farnés, liderado por el brigadier Villacampa. Tras esta mala experiencia se exilió en París donde desarrollo su carrera pedagógica al frente de la escuela laica que había fundado. Fruto de esta labor consiguió el reconocimiento internacional como pedagogo librepensador y azote del clero. En esa época parisina se relaciono con líderes anarquistas como Elisée Reclus, Malato y Piotr Kropotkin, y ingreso en “Le Grand Orient de France” una de las ramas de la masonería francesa.

En 1901 regresó a Barcelona donde creó “La Escuela Moderna”, institución laica y anticlerical, y editó el periódico anarquista “La Huelga General”. También, parece ser que financió el intento de regicidio de Alfonso XIII en París (1905) y el perpetrado por su bibliotecario Mateo Morral en Madrid en 1906. Fue detenido y puesto en libertad en 1907, clausurándose por orden gubernamental su escuela. Ferrer abandonó nuevamente España para emprender una gira por Europa.

Atentado de Mateo Morral contra Alfonso XIII. Madrid 1906

En 1909 regresa a España participando en un intento de huelga general en defensa de los presos de Alcalá del Valle. En julio de ese mismo año estalló la denominada Semana Trágica de Barcelona, y aunque durante este tiempo permaneció en su finca de Montgat, fue acusado y detenido por instigador de los sucesos acaecidos. Sometido a juicio, sin ningún tipo de garantías, fue declarado culpable y fusilado el 13 de octubre. Se dice que murió al grito de: “¡Viva la Escuela Moderna!”.

En Guadalajara, las ideas pedagógicas de este ilustre personaje, llegaron en 1903 gracias al legado donado por Felipe Nieto y Benito, un republicano federal afincado en nuestra ciudad.

Cabecera del periódico local El Republicano. Guadalajara.

La Escuela Laica de Guadalajara se abrió gracias al altruismo de Felipe Nieto que al morir lego su fortuna para fundar esta escuela y contribuir a la redención de la infancia, librándola de la ignorancia y la superstición a la que el clero tenía sometida. En su testamento legó todo su capital a la creación de una fundación, integrada por el ex presidente de la I República, Francisco Pi i Margal y los directores del semanario “Las Dominicales del Libre Pensamiento”, Fernando Lozano (Demófilo) y Ramón Chies, para que creasen y mantuviesen una escuela laica de primera enseñanza para varones en la ciudad alcarreña.

Para poner en marcha el proyecto, Fernando Lozano compró la Casa de los Belzas, en la calle Barrionuevo Baja (actualmente Ingeniero Mariño), cuyos jardines y huertas daban al Barranco del Alamín.

Boletín de La Escuela Moderna (1908)

La Escuela Laica abrió sus puertas en Guadalajara el curso escolar de 1903-04, dirigida por Tomás de la Rica Calderón, miembro de la burguesía republicana de la ciudad. Tomás de la Rica, además, fue el primer alcarreño que contrajo matrimonio civil, miembro de la logia masónica durante la II República y militante del Partido Republicano Federal. También dirigió el periódico de la UGT, “Juventud Obrera”. Al finalizar la guerra civil se exilió en México.

La escuela continuó su andadura, fiel al ideal de “La Escuela Moderna”, con más o menos problemas (merece mención el acoso sufrido por la Escuela Laica durante la dictadura de Primo de Rivera), en la ciudad hasta su demolición como consecuencia de los bombardeos franquistas a la ciudad de Guadalajara en diciembre de 1936.

El ayuntamiento franquista de Guadalajara se enajenó los bienes de la Fundación Felipe Nieto, asumiendo el patronazgo de la misma. Ni la llegada de la democracia, ni la victoria del Partido Socialista Obrero Español a nivel nacional y municipal, hicieron nada por la recuperación de la Escuela Laica, ni tan siquiera un triste homenaje a su memoria. En 1999, durante la alcaldía de José María Bris, del Partido Popular, se disolvió la Fundación, con la connivencia y el silencio de los partidos de izquierda.

Flores y Abejas. Guadalajara. 6 de septiembre de 1903
Flores y Abejas. Guadalajara. 25 de octubre de 1903

 

Eslogans de la U.H.P. en Guadalajara (1936-1937)

febrero 20, 2010

Eslogans de la U.H.P. en Guadalajara entre el 18 de agosto de 1936 y el 22 de enero de 1937

"Tiznao" con la consigna U.H.P.

La U.H.P. (“Uníos Hermanos Proletarios”) fue el grito o lema que durante la Revolución de Asturias en 1934 simbolizó la unión de todos los obreros. Unión que suscribieron la Federación Socialista Asturiana, la Unión General de Trabajadores y la Confederación Regionalista del Trabajo de Asturias, León y Palencia, de la CNT, en febrero de 1934.

La consigna fue ideada por un dirigente socialista, Amador Fernández. A esta alianza se sumaron posteriormente el Bloque Obrero y Campesino, Izquierda Comunista y el PCE.

Socorro Rojo de España. U.H.P. Asturias

Posteriormente, fue una de las consignas adoptadas por el bando republicano durante la Guerra Civil Española. Eran numerosos los “tiznaos” (camiones blindados de fabricación casera) que durante 1936-1939 llevaban inscritos estas siglas.

Camión con las siglas U.H.P.

En Guadalajara, la UHP editó un periódico que preconizó la unión de todos los trabajadores en una solo organización obrera y la creación del Ejército Popular integrado por todas las Milicias.

UHP. Guadalajara. 18 de agosto de 1936

UHP. Guadalajara. 14 de octubre de 1936

El periódico se llamaba en un principio UHP. Milicias Alcarreñas Antifascistas, para posteriormente denominarse UHP. Ejército Popular Comandancia de Guadalajara. Su precio osciló entre los 10 y los 15 céntimos.

Estas son algunas de las consignas que impregnaron sus páginas:

¡No pasarán!

Contra el fascismo y el invierno fusiles y ropa para el frente.

Miliciano: el triunfo es la suma de los fusiles, la discreción y la acción sin discusiones. No discutas con tus hermanos.

No digas: “¡Pobrecitos Milicianos, qué frío tendrán!”. No te lamentes y mándanos ropa. Con lástimas ni se come ni se suda.

El cumplimiento exacto de las órdenes del mando, acorta la llegada del triunfo.

La lucha no se gana en los cafés, se gana en los frentes.

Todo trabajo que no tenga utilidad inmediata en la lucha, es un lujo, una traición, una manera de ayudar al enemigo, por más protestas que se hagan.

El desaliente es propio de los espíritus débiles, de los que se entregan sin lucha. El pesimismo es cobardía.

Alcarreñas: Ser dignas de las mujeres de España. Más vale ser viudas de héroes que mujeres de cobardes.

Mujer, ¿has hecho algo por el triunfo obrero? ¿No? Si eres fascista haces bien. Si no ¿a qué esperas?

¡Todos los hombres a las armas! ¡En las horas supremas tu indecisión puede dar el triunfo al fascismo invasor!

El que huye sin combate, roba diez pesetas a los obreros de España y trabaja por la muerte de las mujeres y niños. ¡Pena de muerte!

El frente de la Alcarria es un frente de Madrid. No morir en las trincheras es entregarse atado a un enemigo salvaje y sin freno.

Los cobardes atentados del fascismo no desmoralizan, asquean, indignan. Ya veis que de nada vale estar al margen de la lucha. Ofrendemos la vida a un porvenir justo.

El cobarde que rehuye la lucha, no salva a su madre del terror fascista. La línea de fuego es la mejor defensa de nuestros hijos.

“Si tenemos fe, la victoria coincidirá con los últimos días del año” (General Kleber, jefe de la gloriosa columna Internacional).

Los trimotores alemanes nos han bombardeado. Pueden repetir la “gloriosa hazaña”. Después de muertos continuaremos luchando por la LIBERTAD.

Ante los cadáveres calientes de las víctimas inocentes, juremos dejar la vida por la causa de la LIBERTAD.

¿Quiénes han desencadenado la guerra? ¿Quiénes dan pie para que ocurran catástrofes que todos lamentamos? ¿Es que se iban a entregar los obreros a una muerte segura?

En los días populares de Navidad, la primera preocupación debe ser el Miliciano. Mandarle turrones o vinos para que se sienta el calor de su casa.

La guerra es un conjunto complicadísimo de factores. Pero el más importante, es la vigilancia. Ejército dormido, ejército vencido.

La unidad militar conduce a la victoria. La formación de unidades de un ejército regular de las Milicias actuales adelanta el triunfo. Milicianos, pedir todos ser del Ejército del Pueblo.

Hombres sin partido: La guerra española no es una guerra por el predominio de unas ideas sobre otras: Es una guerra de independencia, una lucha por echar al invasor y a los traidores.

Los alemanes han probado ya el temple de nuestra combatividad. Es lástima que no venga el Sr. Adolfo y el matón de Mussolini para darles una carrera en pelo. Otra vez será.

El Papa ha condenado enérgicamente al “nazismo” alemán. ¿Qué dicen ahora los católicos españoles? Claro que se le ha olvidado hablar de Mahoma y los “camisas negras”.

Los trabajadores de la retaguardia, deben rendir a los combatientes el mejor homenaje: el mensaje de su inquebrantable unidad. Ellos ya la han sellado con su sangre.

Los Milicianos de nuestro frente- disciplina, arrojo, consciencia-, después de una resistencia sin igual, han comenzado el ataque arrollador. ¡¡Salud y adelante!!

Consigna imperiosa: Producir en el interior lo necesario para abastecernos sin distraer brazos del frente.

Todos en tensión. No podemos ser optimistas hasta conseguir el triunfo total, ni pesimistas aún después de la derrota. Todo por la aspiración suprema y primera de ganar la guerra.

No puede haber sorpresas ni desconocimientos. Quien no sirve al Ejército Popular que lucha por el pan, la tierra y la libertad, hoy amenazados por el invasor, es un traidor a sus hermanos.

Ahora no luchamos contra el tirano español. Luchamos contra todas las tiranías. Nuestro triunfo es el triunfo de la paz mundial.

Camaradas combatientes: A los seis meses de lucha, habéis clavado la victoria del Pueblo en el centro de todas las conciencias del mundo.

“Somos la joven guardia que va forjando el provenir…” Muertos o vivos, no hay fuerzas de ninguna clase capaces de quitar el triunfo a nuestros hijos.

No derrochar víveres, ropas o municiones. No perder un solo paso conquistado. No pensar en otra cosa que en el triunfo.

UHP. Guadalajara. 22 de enero de 1937

UHP. Guadalajara. 11 de diciembre de 1936