Archive for 25 julio 2013

“Starbuck”, Kent Scott

julio 25, 2013

Starbuck, 2011 Comedia familiar, dirigida por Kent Scott, sociológicamente y cinematográficamente interesante. Una película de aire juvenil que avanza hacia territorios más adultos y responsables, aunque con toques sentimentaloides, que a veces nos recuerda al cine social británico. Un final lacrimoso, que no merece el largometraje, pero sin abandonar los gags cómicos. Para pasar un rato agradable en una noche de verano.

Ken Scott Sinopsis: David es una buena persona pero un auténtico inmaduro, un adolescente de 42 años. Mantiene una relación con una policía, Valerie. Justo cuando su novia le dice que está embarazada se entera de que 142 de los 533 hijos biológicos que ha tenido quieren conocerle, tan solo saben su apodo, Starbuck.

Patrick Huard Ficha técnica:

Título: Starbuck, 2011.

País: Canadá.

Dirección: Ken Scott.

Guión: Ken Scott, Martin Petit.

Reparto: Patrick Huard, Julie LeBreton, Antoine Bertrand, Dominic Philie.

Música: David Lafleche

Fotografía: Pierre Gill.

Julie LeBreton

Otra oportunidad perdida

julio 22, 2013

Superrubalcaba El PP sigue viviendo su viacrucis personal. Mariano sigue enrocado esperando que pase la marea. Las encuestas muestras que el 83% de los ciudadanos cree al vil Bárcenas. O sea, que hubo sobres, comisiones y regalos. Mariano como el qué más. Mientras en la bancada de enfrente siguen sin enterarse. Superrubalcaba también se enroca. “Querré ser el próximo candidato del PSOE, si soy útil al partido” (El País, 21 de junio). O sea, intentaré ser el candidato hasta el último suspiro. Mientras la “bola” de los EREs sigue creciendo y se realizan primarias descafeinadas. O sea, todo sigue igual. Oportunidad perdida para demostrar al ciudadano que no todos son iguales. ¿Renovación y limpieza o aparato y maquillaje? Juzgue usted mismo…Muchos pensaron que la llegada de un presidente negro a la Casa Blanca ponía fin a un largo viaje de lucha por los derechos civiles y la igualdad. Pero vemos que los poderes fácticos siguen presentes y fuertes. Ni se cierra Guantánamo ni se juzga igual a blancos que a negros.

Obama

Blondie: “Eat to the beat” (1979)

julio 19, 2013

Eat to the beat, 1979 Tras el éxito del disco Parallel Lines (1979), Blondie comenzaría para muchos el declive de su éxito. Eat to the beat (1979), su cuarto trabajo, sería el comienzo del fin y desembocaría en la disolución temporal del grupo unos años después.

Blondie: “Dreaming”

El disco funcionó bastante bien, un trabajo de afianzamiento en medio de una vorágine de enfrentamientos entre los miembros del grupo y una apuesta muy personal, y “por cojones” de Deborah Harry, referente estético y musical de la época.

Blondie Disco variado, ecléctico, anárquico que refleja el origen punk de la banda aunque navega por las aguas más comerciales, más “poperas” y discotequeras y que les haría cosechar otro triunfo comercial. Fusión rock y disco.

Blondie: “Union City Blue”

La zorra de Buchenwald

julio 16, 2013

Ilse Koch Otra de las tristemente famosas bárbaras nazis fue la conocida como La zorra de Buchenwald, Ilse Koch. Nacida en 1906 en Dresde, Sajonia, tras una infancia rural abandonó los estudios a los quince años para trabajar en una fábrica primero y después en una librería. Joven y atractiva, la pelirroja Ilse no tardó en entablar amistad con miembros del partido nazi que frecuentaban la librería, y tener alguna que otra aventura con miembros de las SS.

Ilse Koch Estos hechos la abrieron las puertas para trabajar con ellos como secretaria siendo elegida personalmente por Himmler, jefe de la Gestapo y las SS, para casarse con Karl Koch, antiguo empleado de banca y en aquellos momentos ayudante suyo.

Koch sería nombrado comandante del campo de concentración de Buchenwald, Weimar, de tristes recuerdos por los execrables experimentos médicos que se desarrollaron con los prisioneros. Ilse se ganó en este campo el apodo de la bruja o la perra o la zorra de Buchenwald debido a las diversas técnicas de tortura y asesinato que puso en marcha con los internos.

Obsesionada con su belleza se dice que tomaba baños con vino de Madeira mientras miles de prisioneros morían de hambre. Caminaba por el campo con un látigo castigando a los desdichados prisioneros, azuzaba a los perros contra las embarazadas, organizaba orgías lésbicas con las esposas de los oficiales, mantenía aventuras con los subordinados de su marido… La encantaba recibir a los nuevos prisioneros con los pechos al aire, acariciándolos y gritando obscenidades a la espera de que algún desdichado levantase la mirada y poder golpearlo hasta perder el sentido.

Buchenwald Durante el juicio contra Ilse uno de los superviviente manifestó haber visto como durante un fusilamiento la encantó tanto el hecho que agarró su pistola y ejecutó allí mismo a otras veinticuatro víctimas. Dentro de sus atrocidades figuran la reducción de cabezas que después decoraban el comedor de su casa o la encuadernación de libros y la fabricación de guantes y calcetines con la piel de los reclusos, o de la colección de tatuajes arrancados a los reos.

Recorte de prensa Después de la caída del III Reich se ocultó en el anonimato pero en 1947 sería capturada y encarcelada. Fue condenada a cadena perpetua con trabajos forzados. En 1951 los americanos la concederían la libertad por insuficiencia de pruebas, pero fue nueva detenida y condenada a cadena perpetua. En 1967 desde la cárcel de Baviera donde se encontraba pidió perdón por los crímenes cometidos para posteriormente ahorcarse. Dejó una nota: "No hay otra salida para mí, la muerte es la única liberación".

Para saber más:

Mujeres perversas de la historia. Castellanos de Zubiría, Susana. Norma. Bogotá, 2008.

Guardianas nazis: el lado femenino del mal. González Álvarez, Mónica. EDAF. Madrid, 2012.

La orden negra: El ejército pagano del III Reich. Herradón Ameal, Óscar. Madrid, 2011.

Ilse Koch en el tribunal