El asesinato de Eduardo Dato

Dato Eduardo Dato llegó, por tercera vez, a la presidencia del gobierno el 5 de mayo de 1920, y durante el siguiente año tuvo que hacer frente al desastre de Annual y a un periodo de fuerte agitación obrera, impulsando la legislación social y creando el Ministerio de Trabajo. El 5 y 6 de marzo de 1921 fue alertado de posibles atentados anarquistas, en venganza por la aplicación de la Ley de Fugas que favorecía la guerra sucia contra el terrorismo.

Cadáver de Dato El martes 8 de marzo, Dato salió del Senado y tomó el coche oficial sin escolta para dirigirse a su domicilio. Al pasar por la Plaza de la Independencia, en la Puerta de Alcalá, su vehículo fue tiroteado y acribillado a balazos. El atentado fue perpetrado por tres anarquistas catalanes, Casanellas, Nicolau y Mateu, que habían estudiado concienzudamente el recorrido del coche presidencial. Los anarquistas iban a bordo de una moto con sidecar, una Indian de color gris con un motor de 7 CV que habían adquirido por 5.100 pesetas.

De camino a Madrid los terroristas habían tenido un accidente en La Muela, Zaragoza, del que salieron ilesos y la moto reparada por Mateu que era mecánico de profesión.

Vehículo de los terroristas El día del atentado la moto con sidecar estuvo dando vueltas por la Cibeles, a la altura del Palacio de Comunicaciones se situaron unos 20 metros detrás del coche de Dato, un Hudson de color negro con matrícula ARM-121. A la altura de la Plaza de la Independencia el vehículo del presidente disminuyó su velocidad, y se colocaron justamente detrás. Eran las 19:14 horas, los terroristas se acercan al coche presidencial y verifican la posición que ocupa Dato. Rápidamente los anarquistas sacan sus armas apuntando hacia la ventanilla trasera del vehículo y disparan simultáneamente sus pistolas.

Coche de Eduardo Dato El tiroteo duró 2 minutos y al grito de "¡Viva la anarquía!" vaciaron sus cargadores huyendo velozmente. Se dirigieron por la calle Serrano, Goya y Castellana hasta un garaje situado en Ciudad Lineal, donde escondieron la moto con sidecar.

El coche presidencial fue alcanzado por 18 disparos. Tras el atentado el conductor se dirigió al domicilio de Dato, distante a escasos 100 metros del lugar del magnicidio. Los guardias de seguridad allí presentes dirigieron el coche hacia la Casa de Socorro de Buenavista, en la calle Olózaga, esquina Recoletos. Eduardo Dato murió en el acto por las heridas mortales en la región frontal-parietal izquierda.

Alfonso XIII y Eduardo Dato Pedro Mateu fue detenido y condenado a muerte, siéndole esta conmutada por cadena perpetua por el rey Alfonso XIII.

Nicolau huyó a Alemania desde donde fue extraditado a España y condenado a cadena perpetua.

Casanellas huyó a la URSS beneficiándose de una amnistía otorgada por la II República.

Casa de Socorro de Buenavista Para saber más:

Estudios sobre el reinado de Alfonso XIII. Seco Serrano, Carlos. Real Academia de la Historia. Madrid, 1998.

Historia Política 1875-1939. Avilés Farré, Juan, Elizalde Pérez-Grueso, Mª Dolores, y Sueiro Seoane, Susana. Itsmo. Madrid, 2002,

El poder de la influencia. Geografía del caciquismo en España (1875-1923). Varela Ortega, José. Marcial Pons. Madrid, 2001.

Estatua de Dato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: