La Internacional, el himno obrero

La Internacional La canción La Internacional es el himno obrero por excelencia, además del de la mayoría de los partidos socialistas y comunistas del mundo. La letra original es obra de Eugène Pottier, escrita en 1871 como parte de su obra Cantos revolucionarios y la música compuesta por Pierre Degeyter.

Eugène Pottier Degeyter era tallista de madera y Pottier dependiente en una papelería. Este último participó en la Revolución de 1848 en Francia y fue elegido en 1871 miembro del consejo de la Comuna de París.

El himno se interpretó por primera vez en público en una reunión de la Junta Sindical de Vendedores de Periódicos de Lille y oficializada en el Congreso de la II Internacional de 1886. La canción ha sufrido diversas modificaciones en su letra tanto parte de los socialistas como de los comunistas y de los anarquistas.

La Internacional (traducción original)

¡En pie! ¡condenados de la tierra!
¡En pie! ¡esclavos del hambre!
La razón atruena en su cráter:
Es la erupción final.
¡Del pasado hagamos tabla rasa, 
Muchedumbre esclava!, ¡en pie! ¡en pie!
El mundo va a cambiar de base:
¡No somos nada, seámoslo todo!
Estribillo:
Es la lucha final:
Agrupémonos, y mañana,
la Internacional 
será el género humano.
(bis)
No hay salvadores supremos:
¡Ni Dios, ni César, ni tribuno,
Productores, salvémonos nosotros mismos!
¡Decretemos el bien común!
¡Para que el ladrón vomite lo robado, 
Para sacar el espíritu de la prisión,
Aventemos nosotros mismos nuestra fragua, Golpeemos el hierro en caliente!
(Estribillo)
El Estado oprime y la ley engaña;
El Impuesto sangra al desgraciado;
Ningún deber se impone al rico;
El derecho del pobre es una palabra hueca.
Ya basta de languidecer bajo tutela, 
La igualdad quiere otras leyes; 
¡"No más derechos sin deberes”!, dice
" Iguales, ¡no más deberes sin derechos! "

(Estribillo)

Abominables en su apoteosis, 
los reyes de la mina y el ferrocarril 
¿Alguna vez han hecho algo más
que desvalijar al trabajo?
En las cajas fuertes de la banda
Lo que [el trabajo] creó se fundió. 
Decretando que se le vuelva,
el pueblo no quiere más que lo que se le debe.
(Estribillo)
Los Reyes nos embriagan con vanidades,
¡ Paz entre nosotros, guerra a los tiranos!
Apliquemos la huelga a los ejércitos,
¡Culatas al aire, y rompamos filas!
Si se obstinan, estos caníbales, 
En hacer de nosotros héroes, 
Sabrán pronto que nuestras balas 
Son para nuestros propios generales

(Estribillo)

Obreros, campesinos, somos 
El gran partido de los trabajadores;
La tierra sólo pertenece a los hombres, 
Los ociosos se irán a otra parte.
¡Con cuanta carne nuestra se alimentan!
¡Pero si los cuervos, los buitres, 
Una de estas mañanas, desaparecen,
El sol brillará siempre!
(Estribillo)

La Internacional socialista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: