“Conspiración, el juicio de Werner von Fritsch”

Von Fritsch

Von Fritsch

El barón von Fritsch, general de los ejércitos alemanes, fue víctima de un complot de los gerifaltes nazis, señalado injustamente como se vería obligado a dimitir de su cargo como Comandante en Jefe del Ejército. En enero de 1938, von Fritsch fue acusado por un chantajista de apellido Schmidt he haber mantenido relaciones sexuales con un joven en la estación de ferrocarril de Wannsee. La Gestapo investigó el incidente y el chantajista afirmó que el general le había entregado con 2.500 marcos a cambio de su silencio.

Himmler

Himmler

El expediente incoado a von Fritsch fue engordado con numerosas y falsas evidencias, entre ellas que el acusado nunca se había casado y que no se le veía con mujeres. La presión a que fue sometido, como ya hemos dicho, le obligaron a dejar su cargo de Comandante en Jefe el 4 de febrero de 1938.

Era evidente la oposición de von Fritsch a los planes militares de Adolf Hitler ya que consideraba que Alemania no estaba preparada para iniciar una guerra, de ahí la maniobra de Himmler, Heydrich y Göring para situar a un militar más afín a sus ideas en la cúpula del ejército. Hitler ordenó crear un tribunal especial para juzgarle por conducta indecorosa aconsejado por Göring y Himmler.

Von Fritsch tomó como abogado para su defensa al conde Rüdiger von der Goltz que descubrió las mentiras del chantajista Schmidt, que finalmente declaro que a quién había visto realmente mantener relaciones homosexuales era al capitán de caballería Achim von Frisch. Éste reconoció los hechos, e incluso la Gestapo estudió la cuenta bancaría del capitán.

Blomberg, Fritsch y Raeder

Blomberg, Fritsch y Raeder

Ante estos hechos el tribunal del ejército presidido por el general Walter Heinz informó a Hitler quien suspendería la siguiente vista del juicio en contra de la opinión de Himmler y de las maniobras de la Gestapo, que amenazó a Schmidt con mal final si se retractaba.

Rüdiger von der Goltz

Rüdiger von der Goltz

El juicio se reanudó y von Fritsch pese a todo fue degradado y pasado a retiro. La conspiración nazi había triunfado. La cadena en torno al mando supremo del ejército alemán estaba sellada. Con la desaparición, también, de von Blomberg acusado de tener una esposa prostituta, Hitler tuvo camino libre para forjar su mando definitivo al frente de Alemania.

Al comienzo de la II Guerra Mundial, von Fritsch fue llamado nuevamente a filas y participó en la invasión de Polonia donde fue mortalmente herido muriendo desangrado en el campo de batalla.

Tumba de von Fritsch, 1939

Tumba de von Fritsch, 1939

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: