Masacre en Babi Yar

Babi Yar El 30 de septiembre de 1941 cerca de Kiev tuvo lugar uno de los episodios más sangrientos de la II Guerra Mundial a cargo de las tropas nazis, la masacre de varias decenas de miles de judíos en el barranco de Babi Yar.

Kurt Eberhar Apenas una semana después de que las tropas alemanas hubieran tomado la ciudad de Kiev, el Gobernador Militar, el general Kurt Eberhar decidió exterminar a la comunidad judía allí residente. El motivo o la escusa, una serie de ataques guerrilleros contra las tropas germanas. Comandos del NKVD había detonado diversas bombas en dependencias del ejército alemán y en los hoteles donde se alojaba la oficialidad germana.

Las calles de Kiev amanecieron plagadas de carteles con el siguiente mensaje: ¡Judíos de la ciudad de Kiev e inmediaciones! El lunes 29 de septiembre tendrán que presentarse hacia las 08:00 de la mañana con sus posesiones, dinero, documentos, objetos de valor y ropa de abrigo en la calle Dorogozhitskaya, cerca del cementerio judío. La no comparecencia podrá ser castigada con la muerte.”

Cartel llamando a los judíos En el cementerio, el lunes 29 de septiembre se reunieron más de 30.000 judíos, las previsiones alemanes situaban la “participación judía” entre los 5.000 o 6.000 personas. Hombres, mujeres y niños fueron cargados como animales en los trenes preparados para la ocasión.

Babi Yar Después los alemanes trasladaron a los judíos al barranco conocido como Babi Yar y allí sin compasión tropas de los temibles SS apoyados por otras unidades alemanas asesinaron a sangre a fría a 33.771 civiles judíos. Éstos eran obligados a deshacerse de sus equipajes, de sus abrigos, de sus zapatos, de sus ropas e incluso de sus prendas interiores. Una vez desnudos se les condujo al interior del barranco, de unos 150 metros de longitud por 30 metros de ancho y 15 metros de profundidad.

Kiev, II Guerra Mundial En el fondo del barranco se les obligaba a tumbarse sobre los cadáveres de los ya ejecutados y allí eran vilmente asesinados. Posteriormente miembros de los cuerpos de policía disparaban sus metralletas sobres los cadáveres para evitar que algunos de ellos permaneciese con vida. Sus objetos de valor, sus ropas y demás enseres fueron entregados a los alemanes étnicos locales y a la administración alemana de Kiev.

Babi Yar Con posterioridad a la masacre los alemanes siguieron utilizando Babi Yar como lugar de exterminio. Judíos de diversas zonas de Ucrania, partisanos, comunistas, gitanos y prisioneros de guerra de la URSS serían ejecutados en el lugar. En torno a 60.000 personas encontrarían la muerte en el barranco.

En 1943 las SS recibieron la orden de eliminar toda evidencia de los asesinatos, exhumando los cadáveres y quemándolos, tarea que realizarían prisioneros judíos y soviéticos del campo de concentración de Syretsk. Los restos óseos sobrevivientes de la pira funeraria fueron machacados para ocultar cualquier evidencia. La operación duró seis semanas y los prisioneros encargados de realizarla serían también ejecutados, excepto 15 prisioneros judíos que lograron escapar.

Excavación de Babi Yar Para saber más:

Judiós, ¿vergüenza o victimismo? El Holocausto en la vida americana. Peter Novick. Marcial Pons, Ediciones de Historia. Madrid, 2007.

La derrota del III Reich a través del cine. Daniel C. Narváez Torregrosa y Jesús Martínez Musabimana. Editorial Club Universitario. San Vicente, Alicante, 2009.

La vida y el destino de Vasili Grossma. John y Carol Garrard. Ediciones Encuentro. Madrid, 2010.

Babi Yar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: