Hitler y las anfetas

Adolf Hitler La conducta destructiva y criminal del siniestro personaje nazi Adolf Hitler ha sido intentada explicar por muchos expertos psicólogos y psiquiatras. Lo se ha podido verificar y documentar es que el asesino nazi era un adicto a las anfetaminas. Esta adicción pudo incrementar su conducta paranoica y el deterioro de su raciocinio, más si como suponen algunos investigadores preexistía en él un síndrome cerebral orgánico.

Morell El profesor Heston, psiquiatra de la Universidad de Minnesota, ha estudiado con rigor las recetas que el doctor Morell, médico personal de Hitler, le recetaba y ha llegado a la conclusión de la adicción del nazi a las anfetaminas. Éstas era primero ingeridas diariamente en píldoras pero más adelante le tendrían que ser suministradas en inyecciones diarias. Heston opina que las anfetaminas alteraban su personalidad aumentando su conducta agresiva, su rigidez muscular y su indecisión.

Lástima que el sistema político racial que construyó no le fuera aplicado a él mismo. Esa purificación racial que defendía hubiese hecho necesario someter al Führer a un proceso eugenésico. Tal vez lo más simple para justificar su injustificable comportamiento sea como dijo el psiquiatra Fritz Redlich, que vivió en Viena en el mismo momento que Hitler, es que el personaje er war ein schlechter mensch (“fue una mala persona”).

Anfetaminas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: