Insurrección en el gueto

Gueto de Varsovia, 1943 En el mes de octubre de 1942 solo quedaban en el gueto 60.000 personas de las 480.000 que llegaron a estar confinados en Varsovia. Los campos de concentración y las cámaras de gas habían diezmado a la población judía. Los movimientos políticos clandestinos que allí existían habían comenzado a organizarse. Las noticias llegadas del campo de Vilna del exterminio a que era sometido el pueblo judío, hizo mella entre los jóvenes.

Mordechai Anielewicz Tras meses de preparación para conseguir armas y adiestrar a los famélicos voluntarios llegó la fecha señalada. El 19 de abril de 1943 estalla la insurrección judía en el gueto de Varsovia. Un grupo de hombres, jóvenes y mujeres judías capitaneados por Mordechai Anielewicz se enfrentan al ejército alemán. Este grupo de resistentes agrupados en la Organización Judía de Combate estaba formado principalmente por miembros del Hashomer, del Partido Comunista y de otras formaciones políticas. Saben que les espera la muerte pero pese a ello combaten ferozmente y cuando los alemanes entran en el gueto son recibidos con disparos, granadas y bombas caseras. Los sublevados consiguen que por la noche los alemanes abandonen el gueto desconcertados al ver uno de sus tanques incendiados por un cóctel molotov y a sus soldados muertos y heridos.

Gueto de Varsovia, 1943 La Organización Judía de Combate dirige una proclama a la población: “Luchamos por nuestra libertad y por la vuestra, por nuestro honor y por el vuestro, por la dignidad humana.” Grupos de la resistencia polaca, principalmente socialistas, colaboran con los judíos, abren brechas en los muros que rodean al gueto y luchan contra los alemanes pese a la inferioridad de sus fuerzas.

Tropas nazis en el gueto de Varsovia El día 8 de mayo el gueto es una auténtica ruina de edificios destartalados. Los nazis han incendiado casa por casa, han disparado sobre todo lo que movía. Los insurrectos mueren abrasados o se esconden en los sótanos donde las ratas campan a sus anchas sobre los cadáveres.

El Estado Mayor judío ubicado en el sótano del nº 18 fue bloqueado por los nazis y sometido a un intenso bombardeo con granadas de mano. Allí el líder de la revuelta Anielewicz encontraría la muerte junto a ochenta compañeros. La rebelión había finalizado. El teniente general alemán Jurgen Stroop enviaría a Berlín el siguiente comunicado: “Con exclusión de ocho edificios (alojamientos para la policía, hospital y alojamiento reservado para la guardia de las fábricas) el ex gueto está totalmente destruido. Sólo algunos muros contra incendios quedan en pie y ello únicamente en los casos en que no ha sido necesaria la demolición con explosivos. Mas las ruinas contiene todavía una notable cantidad de piedras y materiales de desecho que podrían ser utilizables”.

Gueto de Varsovia El gueto fue arrasado por completo. Los supervivientes son deportados a los campos de la muerte. Unos pocos, elegidos, consiguen escapar a Varsovia a través de las alcantarillas. Algunos se unen a los partisanos polacos, otros tomaran parte en la insurrección de Varsovia en 1944. La insurrección del gueto de Varsovia no fue la única, también hubo levantamientos en los guetos de Bialystok, Cracovia, Vilna, Minsk y Czestochowa. Fueron levantamientos por la libertad, por la dignidad humana.

Gueto de Varsovia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: