Carmen Gómez Galindo, la dignidad de las ideas

Carmen Gómez Galindo Esta joven sindicalista y socialista fue asesinada por Falange por defender las ideas en las que creía. El 14 de agosto de 1936 Carmen Gómez Galindo fue sacada de la prisión de Victoria Grande en Melilla por una docena de falangistas de entre dieciocho y veintitantos años y conducida al paraje conocido como las Huertas del Real. Por la mañana Carmen había recibido la visita de dos falangistas y un cura para su confesión. Ésta se negó indignada a recibir ninguna “ayuda espiritual”.

JSU Ese grupo de matones fascistas campaba a sus anchas, impunemente por la ciudad desde el fatídico golpe de Estado de los sublevados contra la II República. Carmen había sido detenida en su casa pocos días después del golpe y torturada. Tras unos días en el hospital fue traslada a la cárcel donde cada día ingresaban más y más mujeres.

Ya en las Huertas del Real, Carmen descendió del vehículo y el grupo caminó en la oscuridad. El silencio de la noche fue roto por un disparo, después otros dos más que acabarían con la joven de diecinueve años. Su cuerpo inerte yacía entre los arbustos. Los falangistas regresaron al coche dejando que una camioneta militar se hiciera cargo del cadáver.

Victoria Grande, Melilla Atrás quedaron los sueños, los cánticos de La Internacional del último 1º de Mayo que habían celebrado en libertad. Carmen ataviada con el uniforme de las Juventudes Socialistas había participado en el homenaje a Pablo Iglesias y había estado en la entrega de sus reivindicaciones ante el delegado del Gobierno antes de pasar un día de fiesta en el campo con muchas familias y compañeros melillenses. También había participado en el mitin celebrado el 14 de julio de 1936 en el cine Goya donde defendió la unión de todas las mujeres para luchar el fascismo y reivindicando la igualdad entre hombres y mujeres.

Carmen Gómez Galindo Pero la muerte se había adueñado de Melilla y la familia Gómez sufriría las consecuencias. No sólo Carmen fue asesinada en aquellos días. Tres días antes de asesinar Carmen su hermano Manuel de 25 años también había sido asesinado, su hermano Francisco estuvo tres años preso en Melilla y otros cuatro en Alicante para ser posteriormente desterrado a Melilla hasta que puedo escapar a Tánger y de allí a Toulon en Francia donde nunca más quiso regresar. También José Gómez, secretario del Partido Comunista, sufriría las consecuencias siendo fusilado en Rostrogordo el 23 de febrero de 1937 con 23 años.

Los sufrimientos de Carmen Gómez Galindo fueron narrados por la escritora Carlota O’Neill en su libro Una mujer en la guerra de España, y un buen artículo sobre el tema el aparecido en ABC el 22/05/1937:

Carmen Gómez Galindo y el “humano” sentido de la Falange

Carlota O'Neill

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: