Piratería frente a Málaga: el hundimiento del submarino C-3

C-3 El submarino republicano C-3 sale de Cartagena con destino a Málaga el 10 de diciembre de 1936. Tras una parada en Almería para desembarcar unas piezas defectuosas continúa su viaje hacia el puerto de Málaga. Allí recibe la orden de permanecer de patrulla sin entrar en puerto.

C-3 Sobre las 2 de la tarde del 12 de diciembre de 1936 el C-3 navega en superficie cerca del puerto de Málaga. En la torreta del navío se encuentra el comandante, Antonio Arbona, acompañado del capitán de la Marina Mercante, Agustín García Viñas, y el serviola Francisco Fuentes. Hacia la popa están los tripulantes Isidoro de la Orden Ibáñez y Asensio Lidón, de 29 años, que se afanaban en la cubierta arrojando al mar los restos de la comida del día, caldo gallego y huevos fritos con tomate, cuando vieron surcar el mar una mortal estela blanquecina. Lo que no sabía Asensio es que esa estela era la de un torpedo. Éste impactó en la proa del submarino haciendo un enorme boquete en el mismo. La explosión hizo que Asensio cayese al mar con el codo derecho destrozado.

Tripulación del C-3, 1936 Quince minutos después del impacto el submarino es escoró a estribor. Asensio vio como flotaban en mar otros dos compañeros, el comandante y el serviola, y cómo el submarino se hundía en el mar cobrándose la vida de 37 compañeros. El rugido de las 916 toneladas de acero era ensordecedor. Asensio y otros dos compañeros, el capitán García Viñas y el tripulante Isidoro de la Orden, nadan asustados con el único objetivo de salvar sus vidas. Serán rescatados por uno de los pesqueros que faenaban en la zona y trasladados al buque hospital Artabro.

C-3 Pero, ¿quién hundió al C-3? Hoy en día, existen pruebas evidentes que esta acción fue llevada a cabo por el ejército nazi en lo que sería su primera acción de guerra en apoyo de los sublevados al mando del general Franco. El C-3 se encontraba en el momento del ataque en superficie cerca de Málaga cuando por los alrededor navegaba oculto el submarino U-34 del ejército alemán con base en Wilhelmshaven y al mando del Kapitänleutant Harald Grosse. Los alemanes dispararon contra el C-3, celebraron la masacre y huyeron hacia el Estrecho de Gibraltar. Días después se interceptó un mensaje del comandante alemán en el que se vanagloria de haber hundido al submarino español frente a las costas de Málaga.

El C-3 en Venecia Es evidente que Alemania efectuó un acto de piratería contra el legítimo gobierno de España, ya que no había de por medio ninguna declaración de guerra. Hoy en día, todavía frente a El Palo, Málaga, yacen los restos del submarino y de sus 37 tripulantes, valerosos marinos españoles.

Restos del C-3

2 comentarios to “Piratería frente a Málaga: el hundimiento del submarino C-3”

  1. gestorias en benalmadena Says:

    magnifico, que bien estaria un documental sobre esta historia, nazis por malaga!

  2. Koldo martínez Says:

    Alemanes e italianso cometieron crímenes piratas a tutiplen, aprovechando el Golpe Militar que ellos pagaron y los ingleses permitieron. Habría que seguir exigiendo reparaciones de guerra a ingleses, italianos, franceses y alemanes, jugaron al pum pum con nosotros que les entregamos nuestra juventud y alegría y luchamos por ellos en todo el mundo, sin ningún reconocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: