Otra burbuja, la fiebre de los tulipanes

Tulipanes El primer crack de la historia económica tuvo lugar en la Holanda del siglo XVII y su protagonista fueron los tulipanes. El tulipán, flor de origen turca, llegó a Europa a mediados del siglo XVI, a través de un envío de sus bulbos realizado por Solimán el Magnífico a través del diplomático belga Ogier Ghiselin De Busbecq en 1554 a la corte de Viena. Algunos de estos bulbos fueron remitidos a Holanda por el botánico y médico Carolus Clusius.

Clusius La producción masiva y barata que se desarrolló en Holanda fue atacada por el virus conocido como “mosaico” que generó una nueva variedad que alteraba los colores de los pétalos. Estos nuevos bulbos se convirtieron en un artículo de lujo con un aumento de su demanda por parte de las clases pudientes de Europa.

Esta fuerte demanda ocasionó que los precios se disparasen y su cotización se trasladó a la Bolsa de Ámsterdam, y a Rótterdam, Haarlem y Alkmaar. Los especuladores comenzaron a hacer el agosto. Propiedades, casas y campos eran hipotecados para comprar sus bulbos o eran utilizados moneda de pago en las transacciones financieras. La fiebre de los tulipanes había estallado extendiéndose al exterior y aumentando también las inversiones de capital extranjero. Se creó una especie de mercado de futuros lo que generó una espiral de compra y ascenso de precios.

Amsterdam (siglo XVII) En el mes de enero de 1637 los precios se multiplicaron por veinte y fue cuando un grupo de estos especuladores intuyeron que era imposible mantener la burbuja creada por más tiempo y comenzaron a realizar ventas masivas de sus reservas de tulipanes. En ese momento cundió el pánico y aquellos que intentaron vender sus reservas no pudieron hacerlo, no había compradores, nadie quería una flor que ya nadie quería comprar. La bancarrota se extendió por toda Holanda.

Bulbos de tulipán La economía holandesa quedo destrozada, arrasada. Una prueba más de que nunca aprendemos de nuestros errores y nos empeñamos en tropezar sobre la misma piedra. ¿Os suena la burbuja del ladrillo?

Campos de tulipanes

Una respuesta to “Otra burbuja, la fiebre de los tulipanes”

  1. tienda on line ropa Says:

    Gracias por el aporte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: