La Línea Maginot, una buena defensa sobre el papel

Líinea Maginot La Línea Maginot fue un sistema defensivo ideado por Francia basado en una serie de fortificaciones que recorría la frontera alemana desde Suiza hasta Luxemburgo formada por muros de hormigón de tres metros de espesor y blindajes de 25 centímetros de acero. Era un sistema defensivo y conservador en el que el alto mando militar francés confiaba para parar una posible ofensiva alemana y poder movilizar y organizar en su retaguardia al ejército francés.

André Maginot Su origen se remonta a 1922, promovida por el ministro de defensa francés André Maginot. Su construcción comenzó en 1927 y finalizándose en 1936, momento en el que la amenaza hitleriana parecía justificar este proyecto defensivo. La Línea Maginot comprendía 108 fuertes principales a 15 km. de distancia entre sí, multitud de pequeños fortines y más de 400 km de galería con zanjas antitanque, obstáculos de cemento, alambradas, rieles y campos minados. En su interior y en profundidad había varios pisos con alojamientos para soldados y oficiales, hospitales, depósito de municiones, abastecimientos, motores para proveer de luz y energía, montacargas, etc. Los fuertes estaban provistos de cañones de medio y grueso calibre, torretas con periscopios, pozos de los que emergían ametralladoras y cañones. Una red de trenes subterráneos comunicaban todo el sistema a través de 100 Km. de galerías para permitir el traslado de armas, municiones y personal de un lugar a otro según las necesidades.

Esquema Línea Maginot Lo que el ejército francés no tomó en cuenta es lo que Alemania tramaba, los ensayos que sus tropas habían realizado en la Guerra Civil Española y la experiencia de la invasión de Polonia: la utilización de carros blindados de combate y el bombardeo en picado de sus aviones, lo que hacía ineficaz la gran línea defensiva francesa.

Mapa Líinea Maginot Francia espera un ataque frontal por parte de Alemania y confiaba en la Línea Maginot para parar este ataque. Lo que no imaginaban es que el ejército alemán decidió invadir primero Bélgica, lo que permitió a su ejército situarse detrás de la línea defensiva francesa y embolsar sus defensas.

Así la situación aquellas formidables fortalezas de cemento y acero fueron cayendo una a una en manos alemanas debido a las escasas guarniciones que tenían y a su diseño, ideales para combatir de frente pero irrelevantes en un ataque por su retaguardia.

Línea Maginot El 13 de junio de 1940 las tropas alemanas al mando de Von Leeb se lanzaron al ataque y el día 15 tomaron su primera gran presa, la fortaleza de Langres a la que siguieron las de Saarbrüken y Colmar. Pese a este paseo militar algunas fortalezas ofrecieron una dura resistencia y continuaron luchando hasta finales de junio, días después de que el general Pétain firmase la rendición. En veinte días la ocupación de Francia era un hecho y la Línea Maginot demostró su ineficacia para una guerra moderna donde los blindados y la aviación jugarían un papel muy relevante.

Von Leeb Tras la ocupación de Francia los alemanes utilizarían algunas de estas fortalezas, como las de Metz y Estrasburgo, entre 1944 y 1945 para defenderse de los ataques aliados.

Línea Maginot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: