Bahía de Cochinos, cincuenta años de Resistencia

Bahía de Cochinos El 17 de abril de 1961, es decir, hace ya cincuenta años, alrededor de unos 1.500 hombres que la CIA había entrenado en Guatemala, con armamento norteamericano, desembarcaron en el sur de la isla de Cuba, en la conocida como Playa Girón en Bahía de Cochinos, con el objetivo de derrocar al gobierno revolucionario cubano dirigido por Fidel Castro que había conquistado el poder en 1959. Estas tropas mercenarias formaban parte de la denominada Brigada de Asalto 25 06 que pretendía reconquistar el poder y expulsar a los “barbudos” en nombre del autoproclamado gobierno cubano en exilio presidido por José Miró Cardona.

Fidel Castro Los preparativos de la operación en Bahía de Cochinos comenzaron durante la presidencia de Eisenhower en los Estados Unidos quién había roto relaciones diplomáticas con Cuba en enero de 1961. La crisis entre los gobiernos de Cuba y de Estados Unidos fue consecuencia de la expropiación realizada por Castro de todos los bienes estadounidenses en Cuba por valor de unos mil millones de dólares de la época (1960).

Castro dirigiendo las operaciones Tras la llegada al poder en EE. UU. del demócrata John F. Kennedy en noviembre de 1960, éste decide mantener la operación en marcha. Inicialmente está previsto el desembarco en la ciudad de Trinidad, en la provincia de Las Villas, pero finalmente se opta por Bahía de Cochinos, un pantano situado en la Ciénaga de Zapata al sur de la isla.

John F. Kennedy El 10 de abril, con la aprobación de Kennedy, el jefe militar de la Brigada de Asalto 25 06, José San Román, recibe la orden de movilizar a sus tropas mercenarias en Guatemala, y dirigirse hacia Puerto Cabezas en Nicaragua. Allí los oficiales reciben instrucciones de sus cometidos en la futura invasión.

El 13 de abril los buques mercantes que transportan a la brigada de exiliados y mercenarios cubanos parten de Puerto Cabeza con destino a Cuba. El 14 de abril Higinio “Nino” Diaz, que había peleado en Sierra Maestra contra la dictadura de Batista, se presenta con 168 hombres a bordo del buque Santa Ana en la provincia de Oriente, en la zona de Imias con el objetivo de distraer a las tropas cubanas. Ante la ausencia de apoyo en suelo cubano, “Nino” Diaz pospone el desembarco y, al día siguiente, envía una lancha de reconocimiento con resultados negativos en relación al apoyo terrestre que debía recibir. El 16 de abril vuelve a realizar la misma maniobra, la lancha la madrugada del día 17 con informes sobre una fuerte movilización de las tropas gubernamentales. Ante esta situación deciden ponerse rumbo a Bahía de Cochinos pero cuando llegan al lugar la invasión es ya un fracaso.

Castro con las tropas Mientras la Brigada de Asalto 25 06 espera para iniciar el desembarco. El día 15 de abril ocho de sus aviones B26 bombardean los aeropuertos militares en Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba que logra eliminar una buena parte de los efectivos aéreos de Fidel. Al día siguiente 17 de abril comienza la invasión.

Brigadistas capturados Los hombres ranas de la Brigada de Asalto 25 06 marcan los lugares para el desembarcó de las tropas de infantería. La operación es un auténtico desastre. Sin apoyo aéreo norteamericano, sin la ayuda de la población y con hombres fatigados por tres días de navegación en buques de cabotaje, sin dormir, las lanchas de desembarco se estrellan contras los arrecifes en la negrura de la noche. Los primeros combates marcan una clara superioridad de las tropas castristas. Los combates se prolongan durante tres días con una evidente descoordinación e inoperancia por parte de las tropas invasoras.

Victoria en Playa Girón Tres días después del inicio de la invasión las tropas leales al gobierno revolucionario formadas por 20.000 hombres pusieron término al proyecto. En boca del presidente cubano Fidel Castro fue la primera gran derrota del imperialismo yanqui en América. Un fiasco para las operaciones de la CIA y el inicio de la resistencia cubana frente a la opresión imperialista norteamericana.

Playa Girón

Una respuesta to “Bahía de Cochinos, cincuenta años de Resistencia”

  1. tu anciana abuela Says:

    Todavía no he conseguido perdonar a los americanos su intervención en la Cuba del 98, y la pantomima de la explosión del Maine. Así que todo lo que sufran por culpa de Cuba, se lo tienen merecido…

    …otra cosa es lo que estén pasando los cubanos, que quizá consideren que no se lo merecen.

    Siempre he pensado que Castro, como Franco, (que se parecen en tantas y tentas cosas), tuvieron la suerte de que sus paises respectivos se quedaran bajo aislamiento internacional tras el golpe de estado. Si no hubieran podido echarle la culpa de la escasez a las “potencias mundiales”, el pueblo no se hubiera juntado como una piña al rededor de estos dirigentes, y no hubieran soportado años y años de carestía.

    Muy Interesantes las fotos¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: