La leyenda de los Patones

La leyenda de los Patones

Mosaico en Patones de Arriba

Según la tradición y la leyenda el poblado de Patones de Arriba se remonta a la época visigoda. Era un pequeño núcleo ganadero que durante la conquista musulmana de la Pnínsula Ibérica, en el siglo VIII, quedó aislado a causa de la poca importancia del pueblo y a la falta de vías de comunicación. Debido a este aislamiento y siguiendo las costumbres visigodas durante siglos el mando de la localidad cayó sobre un monarca hereditario denominado el Rey de los Patones.

Carlos III (Goya)

Durante el reinado de Felipe II el Rey de los Patones se dirigió al monarca español encabezando la misiva con: “Del Rey de los Patones al Rey de las Españas”. Felipe II quiso averiguar quién era aquel presunto rey dentro de sus dominios. Una vez satisfecha su curiosidad y dadas las circunstancias y escasa importancia del remitente de la carta consideró innecesario tomar cualquier medida y lo dejó estar. También el rey Carlos III se interesó por este reino con el objeto de que abonasen impuestos. Debido a la incomunicación del lugar no tuvo ningún éxito en su intento de que los patones pagaran impuestos.

Existen documentos del siglo XVI que nos dicen que en 1555 Patones era una alquería de la villa de Uceda, denominada Hoz de los Patones, con siete habitantes. El nombre se debe a tres hermanos, Asenjo, Pero y Juan Patón, vecinos de Uceda, que se instalaron en sus gargantas con un rebaño de cabras.

El primer rey de los Patones documentado es Pedro González del Rey en 1684, aunque se sabe que con anterioridad a esa fecha, por documentos históricos, que el Cardenal Moscoso tuvo una entrevista con un rey de los Patones. A Pedro González le sucedió su yerno Juan Pietro del Rey. El último monarca patón debió ejercer hasta la mitad del siglo XVIII, hasta 1750,  cuando se solicitó al Duque de Uceda que nombrase un alcalde pedáneo. Por lo que se conoce el rey debió ser una mezcla de alcalde y juez de paz que tenía el respeto de sus vecinos y resolvía los conflictos entre ellos.

Patones de Arriba

Dice la leyenda que las tropas napoleónicas no encontraron el enclave en su conquista del territorio español. Parece ser que los franceses no encontraron el camino y por eso no la conquistaron. Sin embargo, en el archivo municipal consta el pago de una vaca y 50 libras de carne al destacamento francés que estaba en Torrelaguna, aunque esto no demuestra que Patones fuera tomado por los ejércitos napoleónicos, pero sí que hubo contacto con ellos.

Duque de Uceda

En el siglo XIX, Patones se convierte en municipio con término municipal propio de la provincia de Madrid. Después de la guerra civil española los vecinos comienzan a emigrar a la zona del valle del Jarama formando el municipio de Patones de Abajo y abandonando Patones de Arriba.

Situación Patones de Arriba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: